Balance de la jornada / Futbol mexicano, farol y oscuridad

Ciudad de México. La Liga Mx se pavonea en Europa mientras en casa varios equipos están en franca crisis. Los federativos no desaprovecharon la oportunidad de codearse con la realeza –o su equivalente hablando del deporte de las patadas– al mismo tiempo que el futbol mexicano es un desastre, con clubes que han caído a niveles ínfimos y sólo provocan pena, enojo e indignación entre sus seguidores.

Jesús Martínez Patiño se movió como pez en el agua, feliz en su papel favorito, el de míster relaciones públicas, con un don que seguramente envidió Yon de Luisa, titular de la Federación Mexicana de Futbol y vicepresidente de la Concacaf. Sin embargo, a pesar de las fanfarrias y el afán de lucir exportando la votación para el Salón de la Fama, realizada en Madrid, la realidad es que el balompié nacional está en depresión.

Y aunque Martínez Patiño en España presumió haber forjado a Hirving Lozano y a Héctor Herrera, la semana se la llevó Raúl Jiménez, quien se convirtió en el jugador mexicano más caro de la historia después de que el inglés Wolverhampton pagó 40 millones de dólares, convencido de su talento y complacido por la excelente acogida que tiene el atacante en el graderío del estadio Molineux.

A partir del anuncio que puso pausa al descenso, acá reina la mediocridad. Equipos que mostraban un desempeño aceptable, como Santos, Morelia o Pumas, y que con un par de buenos refuerzos podían dar la campanada, sencillamente borraron sus expectativas. Los candidatos ahora son los del club de millonarios a pesar de los traspiés de Monterrey y América. Cruz Azul se sumó a ellos y parece reaccionar a tiempo: en la recta final.

Las escuadras de Martínez Patiño –León y Tuzos–, tras algunos torneos sin clasificar, al igual que La Máquina aprovechan que la gran mayoría está hibernando. Para Cruz Azul es ahora o nunca. Es el más obligado al cetro por sus 21 años de ayuno y la cuantiosa inversión realizada. El gol 10 mil en el estadio Azteca, anotado por Milton Caraglio, tal vez sea el presagio del premio mayor.

En el río revuelto dos equipos duelen a la afición. Las Chivas, que volvieron a perder pese al relevo en el timón, y los Pumas que muy pronto empezaron a extrañar a David Patiño. El público busca culpables y José Luis Higuera se volvió el blanco favorito para desahogar la frustración que provoca el Rebaño. En tanto, Rodrigo Ares carga con la responsabilidad de las malas decisiones en el plantel auriazul.

Higuera puso tierra y mar de por medio al sumarse a la comitiva hacia España; al menos escapó un poco de la andanada de críticas. El brazo derecho del dueño Jorge Vergara muestra síntomas de hastío. El Guadalajara es un equipo de tremenda exigencia. Los Pumas de Ares de Parga tuvieron doble revés: en la liga ante Tigres y también fueron eliminados de la Copa Mx por los Bravos de la Liga de Ascenso. No fue un resultado casual.

En la llamada liga de plata hay al menos cinco equipos más competitivos que los colistas de la primera división. Basta mencionar a Atlético San Luis, Ciudad Juárez, Dorados y Alebrijes, cualquiera de ellos tiene más potencial que Veracruz, Querétaro, Chivas, Lobos, Atlas o Morelia. Sin duda por eso endurecieron el cuaderno de requisitos para ascender… En el colmo de males, a Monarcas se le lesionó de fea forma el jugador Ray Sandoval.

El arbitraje ayudó a Tijuana a darse la revancha ante las Águilas. El VAR confunde y pone en aprietos a los silbantes; fue sospechoso el tiempo perdido en consultas a la pantalla para al final reponer sólo 10 minutos. Monterrey, en tanto, fue luz y sombra. Goleó en la Concachampions y sólo una hecatombe le quitaría el boleto a la final, pero fue apaleado por el Toluca a pesar de tener un plantel de lujo.

León y Tigres se han fugado del pelotón de punteros. Los esmeraldas empataron la marca de 10 juegos sin derrota que era del Cruz Azul, mientras los norteños van viento en popa sin André-Pierre Gignac. Chava Reyes fue el noveno técnico cesado y, pese a todos los estropicios, el torneo aún tiene imanes: América y La Máquina llegan al clásico joven, ambos con 22 puntos y con ánimo de usar al rival como peldaño, pero las Águilas quieren presentarse como campeonas de la Copa Mx que disputarán el miércoles en Ciudad Juárez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here