Yahleel vs Fer Acuña

Expediente /Azahel Jaramillo H.

La presidenta del PRI Tamaulipas,  Yahleel Abdalá Carmona no se contuvo ante unos comentarios periodísticos del compañero Fernando Acuña Piñeiro “en su espacio de la red social Facebook, denominado “Cuadrante Político”, por lo cual lo demandó por la vía civil por “daño moral”.

Yahleel, de 36 años, es una política autentica y enjundiosa (Licenciada en comunicación, por cierto) que emprende una pelea legal contra Acuña, que es un periodista de reconocida trayectoria.  Y les doy un dato que puede parecer trivial pero es real: haciendo cuentas… cuando en 1984 Acuña se iniciaba como reportero en El Diario de Cd. Victoria, Yahleel tenía dos años de edad.

Hoy están enfrentados. La presidenta del PRI se siente agraviada por comentarios del periodista hechos tras los festejos locales por la fundación del PRI el 4 de marzo.

Dice que tales comentarios son “de carácter sexista, plagados de misoginia”. Añade que el periodista en sus comentarios la coloca “en detrimento de su credibilidad como persona y dirigente estatal del PRI (…) pues al descalificar mi lealtad institucional genera desconfianza y pone en duda mi credibilidad y compromiso con el cargo que ostento como Presidenta del PRI Tamaulipas”.

Por ello la dirigente se armó de un equipo de cinco abogados para que sean sus apoderados: Alejandro Torres Mansur, Eduardo Félix Ramos, Sergio Adrián Lara Lara, Jorge Luis Pedraza Ahumada y Joel Armando Ruiz Ruiz.

El vocero del PRI asegura que la demanda de Yahleel es a título personal y no del partido… ¿pero entonces por qué en su querella señala como domicilio para oír y recibir notificaciones el domicilio del partido en el 0 y 00 Praxedis Balboa #1937? ¿   Y quién va a pagar el honorario de los abogados? ¿o son meritorios y solidarios con la licenciada?

La dirigente reclama la declaración de que el periodista ha incurrido en conductas ilícitas, indemnización, la publicación de la sentencia condenatoria en medios impresos y digitales, y la retractación así como una disculpa pública.

¿Qué desató el malestar de Yahleel? El periodista dijo: que, entre otras cosas que ella es “la ambiciosa dama originaria de Nuevo Laredo, huérfana de escrúpulos, y de ética”. Y que: “Es incondicional del gobierno panista, al cual sirve y seguirá sirviendo”.

Habrá que ver que deciden los tribunales sobre este conflicto. El único antecedente de esto es la denuncia penal y cito a Proceso “que en octubre de 1996, presentó la alcaldesa de Nuevo Laredo, Mónica García Velázquez, en contra de la propietaria del periódico El Mañana, Ninfa Deándar Martínez; sus hijos Ramón, Heriberto y Ninfa Tomasa Cantú Deándar; Jesús López Tapia, jefe de editores del diario, y Raymundo Ramos”.

“La demanda fue por difamación, injurias y calumnias, pues el periódico había señalado que la alcaldesa era una presunta consumidora de cocaína

“Para Ninfa Deándar —quien permaneció en prisión durante cinco horas aunque salió bajo fianza—, esa demanda fue un acto de “represión”, un nuevo “atentado contra la libertad de expresión” —ya había denunciado otros— que tuvo un efecto contrario, pues a partir de ese problema, dice, “se duplicó la circulación” del periódico”.

Cavazos Lerma era Gobernador. Hay quien opina que si la directora de El Mañana hubiese permanecido esa noche encarcelada se hubiese hecho un escándalo mundial. La señora no quiso correr el riesgo de pernoctar en el Penal.

Fernando Acuña tiene gran trayectoria. En 1999 publicó el libro “Crónicas del poder”.  Fue en aquellos años presidente estatal de la Unión de Periodistas Democráticos. En una ocasión de ceremonia de entrega de premios estatales de periodismo, disidentes de su Unión le impedían, fisícamente, pronunciar su discurso al micrófono en el Centro Cultural Tamaulipas. Uno le tapaba con su mano el micrófono en el atril. No hubo palabras ni gritos de los disidentes. Solo actuaban. Recuerdo eran cinco, seis disidentes. Solo habían dejado decir su discurso al máximo galardonado, Don Guadalupe Díaz. Pero no dejaban decir a Acuña su discurso. Yo estaba entre el público, junto a la senadora Laura Alicia Garza Galindo que estaba  –como todos– azorada. Entonces yo grité: «¡Libertad de expresión!” Fueron las palabras mágicas, para que los disidentes lo dejaran hablar. Fue un insólito “Ábrete Sésamo”. Su principal oponente ya ni es periodista.

Una acción que retrata a Abdala en toda su dimensión es no solo el video “del PRI nunca se raja, ni por lo que haya pasado, ni por lo que pueda pasar”, sino su decisión sin precedente que autonombrarse ella, como presidenta del PRI, representante de ese partido ante el IETAM, con todo y que en el tricolor hay gente bien capaz para hacer eso como, es el caso de Neftali Villegas Gamundi y Lucino Cervantes Durán.

Parece que  la “Elección fría”, que dice Antonio Chávez Cárdenas se empieza a calentar. ¿Qué no?

??
??Azahel Jaramillo Hernandez

azahel_jaramillo@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here