Sinónimo de transas…

Cena De Negros

Marco A. Vázquez

 

En México la palabra Diputado tiene un significado común para el pueblo, es igual a transa, corrupto, ratero, saqueador, promotor de los moches y, por si ello fuera poco, también significa güevón, levantadedos, dormilón y lo que usted le sume.

En Tamaulipas no es diferente, por tradición los Diputados locales han sido meras comparsas del gobierno, cómplices del saqueo, vivales, si, muy güevones, en épocas pasadas y se sospecha que ahora también, se dejaron conducir por la línea, los bonos, los premios y hasta por autos en barata todo dependiendo de la generosidad del gobernador en turno o la capacidad del Secretario General de Gobierno y sus operadores que eran quienes tasaban a dichos “legisladores”, los que transaban con ellos.

Le ofrezco una disculpa a los que han sido legisladores y han hecho un trabajo digno, si lo hay y los hubo pero resulta que han sido los garbanzos de a libra y mi memoria es tan mala que no recuerdo sus nombres y mis amigos tampoco, pero vaya, la percepción de las mayorías, aunque no necesariamente tiene que ser la verdad, se desprende solo de lo que vemos o hemos visto, de lo que han dejado en beneficio que es casi nada.

Tan malos han sido los Diputados locales que nunca se dieron cuenta que formaron parte de un poder, al contrario, se portaron siempre sumisos, como comparsas, siempre aprobando sin cuestionar, sin revisar siquiera si la acción era legal o buena para el pueblo que los eligió en las urnas, trabajaron al compás del tintineo de las monedas, al ritmo de la posibilidad de que los eligieran candidatos a alcaldes y hubo a quienes les pegó hasta la locura de que creer que podían ser gobernadores después de ser gatos, de carecer de voluntad y de poder ya que invariablemente los designaron los ejecutivos en turno.

Viene a colación lo anterior porque ya casi se instala la siguiente legislatura del Congreso de Tamaulipas, por segunda ocasión el PAN tendrá mayoría ya que 22 de los 36 legisladores serán azules, si bien por si solos no tendrán capacidad para reformas constituciones si podrán mayoritear en todos los asuntos que se traten en el pleno e incluso en las comisiones, ándele, así como se portó el PRI en su momento y cómo lo hizo la legislatura que ahora muere, y digo muere porque pasaran a la historia como la peor de todos los tiempos, como quienes más mal quedaron con sus electores.

Precisamente hacía allá vamos, a señalar los defectos que han tenido las legislaturas anteriores para que la siguiente sea mejor, para que no caiga en la tentación de inclinarse a los deseos del gobernador, para que dignifique un poder del Estado que hasta hoy solo ha costado dinero para moverse al ritmo que le han marcado y hasta en la posición que los han querido tener.

El PAN, en el Congreso, otra vez tiene la enorme oportunidad de poner a trabajar a todos los Diputados, de regresarlos a sus distritos a que recojan el sentir de la gente, los hemos visto en cursos de capacitación y ojalá sean tendientes a ello porque se trata de que respondan de manera adecuada a las peticiones del pueblo y beneficiando al gobierno que tienen.

Vaya, no se trata de que digan que no o si a todo, se trata de que no sean como lo que hasta ahora han criticado de los legisladores del PRI y de la mayoría de los que se van y que siempre puedan mejorar las iniciativas que les son enviadas desde el ejecutivo, que de verdad le ayuden al gobernador y esto puede ser poniéndose a revisarlas y cambiarlas o frenarlas cuando sea necesario.

Igual tienen que cumplir su función de fiscalizar, como tanto han exigido en el pasado que se haga, para detectar corrupción o saqueo en un tiempo adecuado, antes de que los daños sean más grandes, ojalá entiendan que esa puede ser su mejor forma de ayudar al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca y así termine por ser la mejor administración que hayamos tenido hasta ahora.

Por supuesto, el trabajo ayudaría a los Diputados a reelegirse, el pisar territorio lo más posible les va a ayudar a tener un electorado cautivo, el diseñar leyes a favor del ciudadano y apoyando al gobernador los convertiría de inmediato en los prospectos más viables para su partido político en lo que se ofrezca.

Vaya, solo con trabajo los Diputados pueden quitarse los calificativos que les endilgan ahora, pueden dignificar a un poder que el Estado necesita, que no es mero adorno aunque los anteriores gobernadores así lo hayan querido hacer creer.

Acertó, se trata de que los Diputados dejen de ser parásitos como hasta ahora, hombrecitos y mujercitas reducidos a la voluntad de un gobernante que se supone no tiene ninguna autoridad sobre los mismos.

Obvio, a los tamaulipecos nos ayudaría tener una Legislatura en la cual sus Diputados pensaran en la reelección, en el electorado, por supuesto que en brindar su mejor apoyo al gobernador para que sus proyectos salgan bien, pero sobre todo, que sean dignos, trabajadores, no rateros, no saqueadores, no güevones, no transas.

En que terminará todo, pues los Diputados lo dirán, a partir de ahora notaremos su comportamiento, cuando les tomen la protesta se notará su independencia y dignidad y en su trabajo diario descubriremos el compromiso de ayudar de verdad al gobernador y al pueblo, que es lo mismo, o nomás descubriremos que es un Congreso caro, inútil y hasta sinónimo de transas como lo han parecido todos los anteriores…

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here