Sergio Montoya, de oficio Marmolero

Por: Arturo Martínez

Pegadito al panteón municipal número uno de El Mante, podemos encontrar el taller de Sergio Montoya, quien lleva 27 años dedicado a la marmolería. Durante la entrevista, se dice satisfecho, ya que gracias a su trabajo ha sacado adelante a su familia y el reconocimiento de sus clientes.
El entrevistado, comenta que durante noviembre y diciembre es cuando repunta la elaboración de figuras y lápidas, fechas que coinciden con el Día de Muertos y el periodo vacacional, donde muchas personas visitan a sus familiares y en los cementerios se multiplica la afluencia y muchos quieren adornar las lapidas de sus difuntos familiares.
Sin embargo, refiere que al menos en los últimos cinco años, los costos de su materia prima han incrementado, es decir, el granito (mármol triturado), cemento y grava.
Sergio Montoya, también considera que la competencia de personas que se dedican al oficio de la marmolería ha incrementado, aunque asegura que muchos no hacen un buen trabajo, porque en realidad son novatos, ya que no aprendieron lo suficiente.
Asimismo, dice que en su taller solamente le apoyan algunos familiares, aunque si ha tenido empleados y algunos de ellos, posteriormente han abierto su propio negocio de marmolería.
En la entrevista, sostiene que los precios de cada pieza que fabrica varían, ya que va a depender de la solicitud del cliente. Incluso, los trabajos más costosos pueden llegar a tardar hasta más de un mes en su elaboración.
“Lo que más piden son las lápidas sencillas, cruces y floreros…Me han traído diseños difíciles, de Estados Unidos, pero tratamos de hacerlos”, detalla el entrevistado.
Sergio Montoya, puntualiza que no se considera de los mejores marmoleros, pero asegura que se encuentra dentro de la competencia para complacer a sus clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here