Serena Williams se va enfadada de Australia

MELBOURNE, Australia.

Se cerró el telón para Serena Williams, Naomi Osaka y Caroline Wozniacki. La estadunidense, en busca de un título 24 de Grand Slam, la japonesa que defendía su título, y la danesa, que jugaba el último torneo de su carrera, fueron eliminadas en la tercera ronda del Abierto de Australia.

Serena Williams deja Melbourne enfadada y con la idea de «trabajar», mientras que Wozniacki se marchó sonriente de un circuito profesional que «me ha dado todo».

A sus 38 años, Serena Williams (9ª jugadora mundial) estima haber cometido una falta profesional al perder ante la china Qiang Wang (29ª), que se impuso por 6-4, 6-7 (2/7), 7-5.

SERENA ENFADADA

La estadunidense había barrido a la china hace cuatro meses en 44 minutos, en cuartos de final del US Open.

«No ha jugado de la misma manera esta vez. Ha sacado bien y yo he restado como lo suelo hacer. Pero, honestamente, para no mentir, es mi culpa. He perdido el partido», se lamentó Williams. En 2 horas y 41 minutos, la estadunidense cometió 56 errores no forzados, frente a 20 de Wang.

«No he tenido tantos malos golpes desde mucho tiempo. He cometido demasiados errores para una tenista profesional», afirmó.

“Soy mejor que eso”, añadió Williams, que recorrió el largo camino a los vestidores cargada con sus dos mochilas mientras Wang concedía la entrevista del ganador sobre la pista del Rod Laver Arena.

Finalmente, tras las cuatro finales jugadas desde su último título mayor en 2017 en Melbourne, no será esta vez cuando iguale el récord de 24 torneos de Gran Slam ganados, en poder de la australiana Margaret Court.

La pequeña de las hermanas Williams no había sido eliminada tan pronto en Melbourne desde 2006, cuando posee siete títulos en el torneo desde 2003, aunque no lo jugó en 2011 y 2018.

Su peor resultado en Grand Slam se remontaba a su eliminación en tercera ronda del último Roland-Garros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here