Los factibles para la gubernatura

Expediente

  Por Azahel Jaramillo H.

 

Uno.– Está previsto y programado que en el verano del año 2022 en Tamaulipas vamos a tener elecciones para Gobernador. Claro, para ello es condición indispensable que nuestro México lindo y querido marche más o menos en los mismos términos de convivencia social y política que hemos tenido en este siglo.

Para decirlo más clarito, para elegir nuevo jefe político del Estado se requiere que se mantengan vivas y actuantes las mismas instituciones democráticas: INE autónomo, Ejercito ‘institucional’, economía en plena marcha, y un Presidente de la Nación respetuoso del juramento que hizo al tomar las riendas del poder.

“Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande”.

Esos cuatro son los factores que garantizan la marcha de la Nación en un marco democrático, ‘democrático’ entre comillas si quieren, pero democrático al fin.

Claro, hay otros factores que pueden alterar el rumbo que ha llevado México en los últimos veinte años. Y estos pueden ser, en un ejercicio necio de imaginación: una intervención violenta por parte del país más poderoso de la Tierra, una tragedia terrible de salud como un coronavirus sin control o un arrasador fenómeno climatológico o terráqueo… como aquel cataclismo que acabó con los dinosaurios provocado por el gigantesco meteorito que cayó sobre la Península de Yucatán hace 160 millones de años. ( www.nytimes.com › dinosaurios-extincion-chicxulub-yucatan-mexico )

¿Tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador la tentación de mantenerse en la Presidencia? Él ha reiterado que no, pero socarrón… dijo apenas el 5 febrero que él tiene cerca un diablito que le dice “diles que te vas a reelegir, para que se enojen”.

Bueno, como se dice… ‘a lo que vinimos’. Y ese es el tema de la sucesión gubernamental. Si el país sigue sereno tendremos elecciones locales en el verano del 2022. El periodo del mandato del nuevo Gobernador aún no se ha definido si es por dos o por cinco años. Pero en todo caso hoy en día el control de esa decisión es del Congreso de Tamaulipas, donde hay una aplastante mayoría del Partido Acción Nacional.

Vale decir que por el PAN son tres nombres los que suenan fuerte para asumir la candidatura: el senador Ismael García Cabeza de Vaca; la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez; y el presidente del Congreso local, Gerardo Peña Flores, quien es de… ¿Monterrey?

Por lo que respecta a los prospectos del partido MORENA a la gubernatura, ahí las cosas están así. El primero en la fila es el matamorense Héctor Martin Garza González, quien lleva haciendo equipo con el presidente López Obrador desde hace once años, y ahora se desempeña como Oficial Mayor de la SEP.

Otro prospecto es el alcalde de Madero, Adrián Oseguera Kernion, quien anda movidísimo en los medios de comunicación.

El doctor victorense Felipe Garza Narváez, delegado de Gobernación en tierras tamaulipecas, es asimismo mencionado en diversas columnas políticas.

De los tres ninguno ha dicho nada de sus aspiraciones. El que ya habló, y en conferencia de prensa, fue el tampiqueño Rodolfo González, quien textual dijo: “La aspiración la tengo, pero también la conciencia de que mi responsabilidad principal es dar resultados donde estoy y ya cuando lleguen los tiempos habremos de tomar una decisión”.

Nomás él, ha hablado de la sucesión. Me da la impresión que el Presidente acordó eso, como para marcar línea a los suspirantes.

Ahora, para que un ‘moreno’ pueda ganar la gubernatura, el propio Rodolfo lo dijo: se requiere que MORENA tenga tres factores: estructura, unidad interna y compromiso al proyecto nacional.

Dos.– En temas de educación ya hubo definición del lunes 9 de marzo en la entidad: las maestras que integran la base de trabajadoras de la Secretaría de Educación –unas 42 mil–, podrán participar en la actividad del 9 de marzo denominado ‘Un día sin mujeres’, pero no habrá suspensión de actividades educativas, dijo el secretario Mario Gómez Monroy.

El titular de la SET informó que un gran porcentaje de docentes son mujeres, alrededor de 42 mil, entre maestras y personal administrativo, quienes podrán sumarse a la convocatoria nacional, sin que se descuente el día.

“Las clases no se suspenden, pero las mujeres que falten no se les descontará el día, esa es la indicación del Gobernador”. Los maestros varones se harán cargo de los asuntos ese día 9.

Para esa fecha que es lunes, se analizará cómo actuarán en planteles educativos, ya que es un hecho que se espera mucho ausentismo de maestras.

Correo: azahel_jaramillo@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here