WASHINGTON.- A partir del primer minuto del sábado 21 de marzo los cruces fronterizos entre México y Estados Unidos quedarán cerrados a los turistas y «visitantes inusuales» para prevenir la propagación de nuevos coronavirus.

Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) cerrará temporalmente los centros de inscripción del programa de viajeros de confianza.

 

La medida anunciada este viernes por el Gobierno de Donald Trump se prevé sea aplicada en una primera etapa por un periodo aproximado de 30 días.

De acuerdo con la medida implementada por Aduanas y Protección Fronteriza, a partir de la media noche de este viernes las autoridades estadounidenses ya no permitirán el acceso a visitantes que viajen en sentido de sur a norte.

De acuerdo con los lineamientos especificados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, podrán transitar entre ambos países personal médico, educativo, estudiantes, y trabajadores; así como los camiones de carga.

Los ciudadanos y residentes estadounidenses podrán pasar pero al regresar tendrán que comprobar el motivo de su estancia ante las autoridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here