COVID-19, AMLO y la economía moral

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

Hace días puse un post en Facebook preguntando sobre quélibro leer, dando la opción de 3. Buena parte de los comentarios recomendaron leer “Hacia una economía moral”, escrito por el Presidente AMLO. El motivo, la justificación, para que tenga mejores elementos para conocer y comprender las decisiones del Presidente.

Entender, sobre todo, las decisiones que ha tomado sobre la contingencia, el escenario, del COVID-19; que para muchos es tardía, que se oculta la información; que no se toma como punto de partida lo que ha sucedido, y está sucediendo en otros países: como España e Italia, o como en Estados Unidos, Ecuador, Argentina, Honduras, entre otros.

Confieso que, en principio, el interés de leer el libro fue que Rodolfo González Valderrama, el tampiqueño y Director de RTV, y que en más de una ocasión ha reconocido su interés de ser, en su momento, el candidato de MORENA a la gubernatura. Y es que, como parte de su estrategia para darse a conocer, está haciendo un recorrido por distintas ciudades, explicando el texto “Hacia una economía moral”.

Es el primer libro que leo de AMLO. Como tengo una larga vida como periodista, aunque he reducido la frecuencia con que escribo, todos los días me entero de lo que sucede, sea en periódicos y las redes sociales. Así que, la mayor parte del contenido del texto, no me resulta extraño. Es, eso si, una forma de integrar, de sintetizar, una postura económica.

PUNTO DE PARTIDA: LA CORRUPCIÓN.

Repite, reitera, lo que dijo durante casi 20 años de ser un político de oposición: que la corrupción, y la impunidad, son los grandes males de los mexicanos. Hace un trazo histórico: de como hubo corrupción en Cortes, con los Virreyes, sobre todo en la época del porfiriato. Para concluir que en la época neoliberal, desde el gobierno de Miguel de la Madrid hasta Enrique Peña Nieto, la corrupción fue la tónica. Expone datos y situaciones, de cómo unos y otros, de plano, se quedaron con el dinero del pueblo.

FRACASO DEL MODELO NEOLIBERAL.

Explica AMLO, incluso con gráficas, como el Estado se va adelgazando, va vendiendo sus empresas, partiendo de la base de que la riqueza se crea arriba y que luego se va a redistribuir, hacia abajo; que esa esa, digamos, la premisa del modelo neoliberal: el resultado fue una enorme concentración de la riqueza en unos cuantos, como diría en la mafia del poder; en tanto que, los pobres se hicieron máspobres y crecieron de manera increíble.

Fracaso el modelo neoliberal, por la corrupción e impunidad, porque el Estado favoreció, siempre y en todo, a los ricos; en tanto que, a los pobres, los castigaron con salarios mínimos, con presión inflacionaria, y les dieron, con programas sociales, solo migajas, migajas, migajas.

PRIMERO LOS POBRES.

El posneoliberalismo que encabeza AMLO, que se concreta en la 4T, tiene como sustento una línea: primero los pobres. Y en ese sentido, ha sido buena parte de sus decisiones: dio vida a una serie de programas sociales; y, al mismo tiempo, ha propiciado quitar, eliminar, ventajas y prerrogativas al sector privado. Y es que, uno de sus principios, es separar al Estado de la Economía.

Afirma que, en el neolibralismo, se dio una conjunción de la política y la economía, que a base de corrupción e impunidad, destrozo a las clases sociales más desprotegidas. Exhibe datos, incluso oficiales, para apuntalar su dicho. Una pequeña elite concentra la riqueza; en tanto que, el gruso de la población, es pobre o extremadamente pobre. Por eso, su decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco.

CONVID-19 Y LA DECISIÓN MORAL.

Ante los acontecimientos del Convid-19 muchos mexicanos están sorprendidos: son testigos de cómo sucedió en China, nos enteramos de lo que hicieron (ya no tienen nuevos casos), pero también de lo que está sucediendo en Italia y en España: no se la creyeron, dicen ellos mismos, y ahora están sufriendo las consecuencias.

¿Qué está sucediendo en México? ¿AMLO está convencido de que, vaya pues, no sufriremos los estragos de China, de España e Italia? Si no es así, luego entonces, porque no ha tomado decisiones, digamos, más fuertes, drásticas, como ya lo hizo Estados Unidos, Argentina, Ecuador, Honduras, entre otros. ¿Por qué minimiza el problema al grado que habla de sus guardaespaldas, unos amuletos?

Solo hay una explicación, y el mismo la dio en un mañanera: primero están los pobres. México tiene una enorme cantidad de población que vive en la informalidad, que no cuenta con los recursos para sobrevivir, por decir, a un estado de emergencia, de toque de queda. Por eso, sin lugar a dudas, retrasa e incluso, apunta, no cerrara fronteras ni aplicara toque de queda.

¿Qué evitara más muertes? ¿Disminuir el periodo de cuarentena o la cuarentena? Creo, en lo personal, que se debe ver lo que está sucediendo en España e Italia: no se la creyeron, ahora viven encerrados, aislados… y cada díatienen más y más muertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here