La tele austríaca aisla a presentadores de informativos para asegurar emisión

Los presentadores de varios de los informativos de más audiencia de la televisión pública austríaca, la ORF, se sumarán mañana al aislamiento voluntario de un grupo de trabajadores para asegurar la continuidad de las emisiones ante cualquier eventualidad de la epidemia del COVID-19.

Cuatro presentadores, actualmente encargados de informativos matinales, y de los principales de la tarde y la noche, pasarán a vivir en un zona aislada del edificio central de la ORF en Viena, informó hoy la empresa.

El ente público austríaco ha decidido crear zonas de aislamiento en todos los departamentos críticos para mantener las emisiones, una medida que afecta también a los centros territoriales de radio y televisión.

La ORF aislará a unos 180 empleados voluntarios para asegurar que no hay interrupciones en temas como la distribución de la señal, la dirección de programas o el control central.

Los empleados, que serán sometidos a un control médico previo, permanecerán las 24 horas en las zonas de aislamiento.

«La ORF tiene ahora, más que nunca, el encargo de facilitar a las austríacas y austríacos información completa bajo todas las circunstancias», ha asegurado sobre esta medida el general director de la empresa pública, Alexander Wrabetz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here