Semana crucial

0
12

Golpe a golpe

 

Semana crucial

+ En 10 estados se llegarí­a al pico de la epidemia entre miércoles y viernes

+ Revés legislativo al proyecto de AMLO, para modificar la ley presupuestal  

+ Dí­as conmemorativos del niño y el trabajo, sin festejo. ¿Y el de la madre?

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

El pico de la epidemia del coronavirus, según pronósticos del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramí­rez, serí­a alcanzado entre el miércoles y viernes próximos. Al menos en las ciudades que presentan el mayor número de contagios.

De cumplirse la estimación empezarí­a a descender la curva. Pero sólo en caso de que la población atienda las medidas de aislamiento, ya que de lo contrario se presentarí­a un aumento considerable de infectados. Ojo.

Hasta la fecha, las entidades con más casos del Covid-19 son: Ciudad de México, Estado de México, Baja California, Tabasco, Sinaloa, Quintana Roo, Puebla, Veracruz, Yucatán y Guerrero. En éste orden.

Pero no involucran a todas sus alcaldí­as o municipios; solamente a las localidades más pobladas, de acuerdo a las estadí­sticas presentadas por la Dirección General de Epidemiologí­a, de la Secretarí­a (federal) de Salud. 

En el resto de las entidades (22) la curva podrí­a seguir hacia arriba, ya que “todos (¿?) los municipios registran casos; y están en diferentes etapas de la pandemia”, reconoce el mismo López-Gatell. 

Por tanto no hay que anticipar victorias y menos cuando está visto que de un dí­a a otro las autoridades sanitarias cambian sus apreciaciones. Más obligadas por los acontecimientos que por voluntad propia, pues ‘queriendo tapar el sol con un dedo’ es como han pretendido disfrazar la gravedad (del asunto).

Así­ que lo mejor serí­a abrevar en la ‘desconfianza’ de Santo Tomás de Aquino: ‘Ver para creer’.

Sobre todo porque los hospitales de esa decena de entidades ya están hasta el tope de pacientes graves. Y fuera de ellos, en sus hogares, existen cientos o miles de infectados obligados a guardar la cuarentena por todaví­a no presentar cuadros que ameriten su entubamiento; o, lo peor, por falta de espacios en los nosocomios aun cuando se les haya hecho la prueba y han dado positivo.

Como usted sabe asoma cualquier cantidad de denuncias de médicos, enfermeras, paramédicos y personal administrativo en los nosocomios, por la carencia de pruebas, equipo, camas y medidas preventivas ocasionando la infección y muerte de quienes ofrecen su vida a cambio de la de otros.

Hasta el pasado 24 de abril, la Secretarí­a de Salud dio a conocer que 1,934 profesionales de la salud tienen coronavirus; 47% son médicos, 35% enfermeros o enfermeras y 15% se clasificó como otros profesionales de la salud, 2% es laboratorista y 1% dentista.

De ellos, al menos un centenar ha ofrendando su vida para rescatar la de sus semejantes. 

Pero aún así­, en la calle y entre vecinos se les agrede infamemente. Y se les hace perro del mal, cuando debemos agradecerles que expongan su integridad.

En fin, lo cierro es que la semana entrante será crucial.

Y ojalá lo entienda toda la población atendiendo las medidas que allá, en otros paí­ses, sí­ han dado resultados.

 

Revés a López Obrador

La intención del grupo legislativo de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), de modificar el Presupuesto de Egresos de la Federación, en aras de atender contingencias sanitarias como la del coronavirus, quedó al final de cuentas paralizada.

Dicen que la suspensión obedece a la recomendación de López-Gatell para no convocar a un perí­odo extraordinario –en la etapa más crí­tica de la pandemia del coronavirus–, aunque sospecho que el motivo central fue, es que los senadores y diputados del grupo lópezobradorista no alcanzaban la mayorí­a para sacar avante la reforma.

En fin, serí­a hasta en dos o tres semanas más cuando se insista en el tema. O quizá hasta al instalarse el próximo perí­odo ordinario de sesiones.

 

¿Y los festejos?

El Dí­a del Niño (30 de abril) pasó, para los tres órdenes de Gobierno, como cualquier otro.

Y el Dí­a Internacional del Trabajo, ni se diga, aun cuando existen miles de asalariados con ganas de gritar por ver conculcados sus derechos.

Para el patrón (empresarial y gubernamental) la crisis fue de ayuda, ya que ésta vez no tuvieron que soportar a ‘los insurrectos’.

Pero en cuanto pase la pandemia, a uno y otros que el creador agarre confesados.

Dí­a 5: el aniversario de la Batalla de Puebla.

El próximo dí­a 10 se festeja a la madre.

¿Tendrán las autoridades, al menos intención de festejarlas?

También este mes, los mentores celebran, trabajando –dicen–, con las clases a distancia… en su dí­a (15).

Hay otros aniversarios, este mes, recientemente inventados, como el Dí­a del Estudiante (23), del mercadólogo, sicólogo, contador… y demás.

 

Oportunismo

En Nuevo Laredo los casos positivos de coronavirus siguen a la alza, pese a que el alcalde, í“scar Enrique Rivas Cuéllar, diga que su contención está a la baja.

Ciertamente, él compara las cifras de los infectados en este municipio con las expuestas en otros con menor población.

Incluso, cuando surgió el primer caso en Nuevo Laredo, el Presidente Municipal tomó medidas preventivas, pero ociosas, ya que de pronto le aparecieron muchos más y fue entonces que reclamó ayuda de la Federación y del Gobierno estatal.

Por ser Nuevo Laredo un punto fronterizo importante entre México y la Unión Americana las autoridades sanitarias pusieron un cerco especial. No él, ni su administración, aclaro.

De ahí­ que no tenga por qué vanagloriarse de las acciones y menos le pertenece la contención de la epidemia.

Menos cuando los gobiernos estadunidense y mexicano (federal como estatal) son quienes más buscan cuidar ese punto fronterizo, que le genera al paí­s, acá de éste lado, miles de millones de dólares (en impuestos) y allá más recursos (en el mismo sentido) por transportar mercancí­as.

Cierto es que el mandatario, Francisco Javier Garcí­a Cabeza de Vaca, sabe de la importante que es es mantener a Nuevo Laredo libre del Covid-19, como el presidente Andrés Manuel López Obrador, que han destinado recursos sustanciales a ese puerto fronterizo tendientes a evitar un mayor contagio, pues, de aparecer drásticamente, tendrí­a graves repercusiones no solamente a nivel estatal, sino nacional.

Ilusamente el alcalde neolaredense –Rivas Cuéllar–, a través de sus panegiristas y testaferros, cree que colgándose de medallas ajenas obtendrí­a su pase a las ligas intermedias en polí­tica.

No a las ligas mayores, negadas para él.

Lo peor del caso es que actúe con oportunismo.

Por ejemplo, en el establecimiento de hospitales emergentes, que son obras del Gobierno estatal, aunque asegure que él las puso en operación.

Correo: [email protected]

 

Caminante no hay camino

En el municipio de San Fernando, el alcalde José Rí­os Silva, enfrentó a los comerciantes ambulantes y establecidos que le exigen autorización para la apertura de sus negocios con palabras altisonantes, al decir que ‘los únicos pedos’ que lo paran, son los de su vieja.

Ella, Rosa E. Garza, recientemente, fue cuestionada por donar ¡un kilo de frijol! a las familias más necesitadas, en su promoción polí­tica como una precandidata a la alcaldí­a ‘sensible y humana’.

¡Vaya!, qué manera de posicionarse.

 

Se hace camino al andar

El bloque de gobernadores que promueven una reforma al Pacto Federal en materia fiscal, cuenta ya con otros mandatarios liderados por el jefe del Ejecutivo estatal tamaulipeco, Francisco Javier Garcí­a Cabeza de Vaca, al considerar que las medidas para atender la pandemia y rescatar al paí­s en materia financiera no son las adecuadas. 

Entre ellos aparecen los mandatarios de Nuevo León (Jaime Heliodoro Rodrí­guez Calderón) y Coahuila (Miguel íngel Riquelme Solí­s) –acá en el noreste–, y se ha sumado el gobernador de Michoacán (Silvano Aureoles Conejo), Durango (José Rosas Aispuro Torres), Chihuahua (Javier Corral Jurado) y Jalisco (Enrique Alfaro Ramí­rez), aunque éste ‘a distancia’.

Lo cierto es que el movimiento ha crecido y se multiplica para frenar la intención de centralizar el manejo de los recursos públicos.  

 

Cicuta

Es lamentable que en esta emergencia sanitaria los polí­ticos esgriman sus diferencias, tanto en los tres poderes de la Unión como en los tres también niveles de gobierno, pues eso abona a su propio descrédito. De ahí­ que la sociedad no crea en nadie y ya enseñe su rostro la anarquí­a. ¡Cuidado!    

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here