Congreso renueva al Instituto Electoral de México tras conflictos partidistas

0
8

Tras una negociación que retrasó el inicio de la sesión casi seis horas, los diputados mexicanos renovaron este miércoles a cuatro de los seis consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), que el próximo año vigilará las elecciones más grandes de su historia.

Los legisladores eligieron en sesión extraordinaria a cuatro de los 390 aspirantes originales tras meses de conflicto entre partidos de oposición y el gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados.

«Ninguno de nosotros influyó, ni nuestras fuerzas polí­ticas, en el proceso. Tuvimos un resultado en el que nadie influyó y el dí­a de hoy logramos un acuerdo por unanimidad», afirmó Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena.

El proceso era crucial porque el INE organizará las elecciones intermedias del 6 de junio de 2021, cuando 94 millones de mexicanos están llamados a elegir a 500 diputados federales, 15 gobernadores, 30 congresos estatales y 1.900 ayuntamientos.

LOS CUATRO PERFILES

Pese a intentos del oficialismo y la oposición de impugnar el proceso en distintos momentos, al final coincidieron en cuatro personas, algunas con historial partidista.

La primera es Norma Irene de la Cruz, exintegrante del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) y exasesora de Rutilio Escandón, actual gobernador de Chiapas por Morena.

La siguiente es Carla Humphrey Jordan, funcionaria del gobierno federal en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretarí­a de Hacienda, pero vinculada a polí­ticos del opositor Partido Acción Nacional (PAN).

También están Uuc-kib Espadas Ancona, exdiputado federal del PRD, y José Martí­n Fernando Faz, del Consejo Estatal Electoral de San Luis Potosí­.

«Refleja la pluralidad de los distintos grupos parlamentarios en su configuración, y algo más, con estas dos mujeres vamos a cumplir la paridad también en la constitución del órgano electoral», aseveró Verónica Juárez, coordinadora del PRD.

PROCESO POLí‰MICO

La polémica inició desde que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) propuso como miembro del Comité Técnico de Evaluación de los aspirantes al académico John Ackerman, esposo de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública (SFP).

Por ser un abierto simpatizante del Gobierno, el derechista PAN y el izquierdista PRD intentaron impugnar el nombramiento de Ackerman sin éxito.

Después, fueron Morena y sus aliados los que intentaron revertir el proceso al denunciar que habí­a «perfiles hostiles» al Gobierno.

Sin embargo, la Junta de Coordinación Polí­tica, donde están los coordinadores de todos los partidos, alcanzó un acuerdo a última hora.

«Queda perfectamente claro, para que ‘no nos hagamos bolas’ (confundamos), ninguna, ni ninguno de quienes serán ratificados seguramente más tarde en el pleno le pertenece a ningún partido polí­tico», anunció René Juárez, representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En tanto, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del PAN y uno de los más crí­ticos del Gobierno, también se mostró satisfecho.

«Finalmente no hay un litigio pendiente, ahora viene el camino de construir y nosotros buscamos en esas personas cuatro atributos, primero la prueba de la honestidad, segundo la de la capacidad acreditada, tercero la independencia, y cuarto el carácter», apuntó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha criticado al INE por ser un «aparato costosí­simo» heredado por el «periodo neoliberal» y «con las elecciones más caras del mundo», pidió esta semana que el Consejo General del INE «no sirva a ningún partido».

Ante lo cual el coordinador de los diputados de Morena reiteró esta promesa.

«Hoy damos un paso fundamental para tener en nuestro paí­s un árbitro neutral, empezar a dejar atrás las cuotas que terminaban echando a perder el trabajo del instituto, que permitió fraudes electorales», argumentó Delgado. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here