EPN mandó hacer su museo del presidente, denuncia Emilio Lozoya

El ex presidente Enrique Peña Nieto mandó a construir una casa en el Estado de México, para cuando este concluyera su mandato, misma que contaría con un “Museo del Presidente”, señaló Emilio Lozoya en su denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR).
En el documento, el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) refiere que Peña Nieto le encomendó coordinarse con el secretario técnico del gabinete, Roberto Padilla Dominguez, para tratar la contratación de un fotógrafo.
En la reunión, Padilla Dominguez le pidió que iniciará de la construcción de un inmueble en la entidad mexiquense para cuando cuando el presidente terminara su mandato, esta contaría con un “Museo del Presidente”, de manera que el fotógrafo se encargaría de capturar imágenes de los eventos más importantes.
“Al inicio de la gestión de Enrique Peña Nieto como presidente de la república, este me instruyó a coordinarme con el secretario técnico del gabinete, de nombre Roberto Padilla Dominguez, de cara a que Pemex contrataría a un fotógrafo. Durante la reunión con Padilla Dominguez, este me comentó que iniciará la construcción de una casa, ubicada en el Estado de México, para cuando el presidente concluyera su mandato, y que esta contaría con un “Museo del Presidente”, de tal forma que el fotógrafo se encargaría de tomar las fotografías de los eventos más relevantes”.
Asimismo, Lozoya Austin asegura que “días después, Padilla Dominguez me comentó que el contrato sería por un monto de entre dos y tres millones de pesos mensuales”.
Relata que aproximadamente un mes después, Antero Rodarte, quien manejaba en efectivo de Peña Nieto, preguntó “cómo iba el contrato del fotógrafo”, luego de que Juan Armando Hinojosa, de Grupo HIGA, ya había iniciado la construcción de la casa y el museo.
No obstante, el ex director de Pemex, asegura que fueron “observados por contraloria”, de manera que esto “ya no era sostenible”.
Asimismo, relata que los recursos para construir la “Egoteca”, como se le conocía al museo, provenían de presuntas extorsiones a empresas del sector de la construcción realizadas por Hinojosa.
A finales de 2015, Antero Rodarte le comentó que el inmueble y el museo ya estaban construidos, y que en este se colocarían regalos, reconocimientos y el historial del presidente; mismo del que, en ese entonces, Padilla Dominguez y Rodarte eran los únicos que conocían la ubicación.
Lozoya refiere que en la celebración del día de la Marina en el estado de Veracruz, el entonces mandatario, Javier Duarte, se acercó a Peña Nieto, en las escalinatas del avión presidencial, donde le entregó una carpeta.
A bordo del aeronave, Peña Nieto dijo “miren lo que nos regaló el gober”, explicando que al interior de la carpeta se encontraba una foto de un Ferrari y las llaves del vehículo, que presuntamente, perteneció al ex presidente Adolfo López Mateos.
En el documento, Lozoya señala que, posteriormente, en una plática con Antero Rodarte, este le comentó que el Ferrari ya se encontraba en la bodega de dicho museo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here