Exsecretarios de Salud proponen estrategia para enfrentar la pandemia

Extitulares de la Secretaría de Salud nacional propusieron un plan para enfrentar la epidemia de COVID-19 en México.

Salomón Chertorivski, José Ángel Córdova, Julio Frenk, Mercedes Juan, José Narro y Guillermo Soberón concluyeron que la epidemia de COVID-19 en México “está fuera de control” y propusieron un plan de reactivación para responder a la pandemia.

El plan nacional propuesto incluye ocho semanas para la aplicación de pruebas de manera extensa en territorio nacional, conocer el movimiento del virus y poder contenerlo.

Hicieron énfasis en la necesidad de elaborar un mapa de infección para tener un panorama de las afectaciones locales de la enfermedad.

De acuerdo con información revelada por Reforma, los exsecretarios propusieron que exista un periodo de seis a ocho semanas para el genuino control de la epidemia.

Los exsecretarios señalaron que la aplicación de pruebas y la negativa constante a realizarlas ha sido determinante para que el país tenga una estrategia que subestimó el impacto del COVID-19.

Indicaron que el 79 por ciento de los muertos por COVID-19 en el país no recibieron cuidados intensivos.

También criticaron el modelo del Consejo de Salubridad General al que calificaron como “errático e insuficiente” para detectar casos positivos y recalcaron la resistencia que existe en la actual Administración para el uso de cubrebocas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene que la magnitud de la epidemia de COVID-19 en México está subestimada y una de las principales razones es el bajo número de pruebas de diagnóstico que se realizan.

“Lo más probable es que la epidemia en México está subestimada, los test son limitados con 3 por cada 100 mil personas por día, que se puede comparar con más de 150 por cada 100 mil personas en Estados Unidos”, dijo a la prensa el director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

El especialista, quien recibe de forma permanente información actualizada de todos los países, reveló que ciertos días el porcentaje de pruebas que dan positivo en México llega al 50 por ciento, “lo que significa que mucha gente no está bien diagnosticada o se le diagnostica tarde“.

Ryan, quien es la mano derecha del director general de la OMS en la lucha mundial contra el coronavirus, dijo que México debe hacer esfuerzos para aumentar el acceso a las pruebas, ya que a la escala en que se realizan actualmente no se puede hacer una valoración realista de la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here