Rapero de Miami a juicio tras comprarse un Ferrari con ayuda por COVID-19

Un automóvil deportivo marca Ferrari, con un valor de 96.000 dólares, fue una de las compras que realizó el rapero Diamond “Blue” Smith, miembro del grupo Pretty Ricky, con los fondos que obtuvo a través de un programa del Gobierno para ayudar a las pequeñas empresas a paliar los efectos económicos de la pandemia de la COVID-19.
Así lo revelaron los documentos presentados ante la jueza Regina D. Cannon, que además denunciaron que Smith, de 36 años y residente en Miami, habría recibido un préstamo gubernamental de 426.717 dólares, gracias a un programa de la Administración de pequeñas empresas, que otorga el dinero con apenas 1% de interés y sin demandar pagos por dos años.
Según la fiscalía, el artista estaba pidiendo además otro préstamo por otros 708.065 millones de dólares a través de otra compañía.
Las autoridades aseguraron que el rapero se compró el auto con fondos del préstamo, entre una larga lista de productos de lujo, que no fueron especificados. Además, habría retirado del banco 271.805 dólares que también eran parte del préstamo.
La detención y procesamiento del rapero forman parte de una investigación nacional que ha descubierto la obtención de forma fraudulenta de unos 24 millones de dólares, a través de la creación de empresas o documentación falsa.
Hasta ahora los representantes de la banda Pretty Ricky no han dado declaraciones oficiales sobre la situación de «Baby Blue», quien durante el fin de semana puso en modalidad privada sus cuentas en las redes sociales.
El grupo, creado en Miami en 2005 por los cuatro hermanos Smith, tenía planes de pasar este año de gira, después del éxito en 2019 de su canción «Body», la primera inédita en casi una década.
Smith no es el primer hombre que ha usado los fondos para contener la crisis económica para comprarse un auto  deportivo de lujo.
En julio, en Miami, un hombre de 29 años fue acusado de comprarse un Lamborghini, de 319.000 dólares, usando el mismo esquema fraudulento que Smith. Un mes después se registró un caso similar en Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here