Ni peleonero, ni agachón

0
9

At’n.                                      material a publicarse el domingo 26 / 09 / 2021

 

Golpe a golpe

 

+ Nombramiento de González Valderrama, incomoda a algunos morenistas

+ LXIV Legislatura del Congreso local cierra con fuerte bronca con Trieltam

+ Guillermo Mendoza Cavazos, juega solo en proceso sucesorio de la UAT

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La designación de Rodolfo González Valderrama como delegado estatal de Programas para el Desarrollo (Secretaría de Bienestar), le incomoda a más de tres aspirantes a la candidatura gubernamental de morena, porque él es uno de los prospectos mejor posicionados al relevo sexenal.

Su comportamiento político-administrativo refleja claramente que sabe, bien, dónde está parado. Y desde que levantó su mano se ha mantenido tal cual siempre ha sido: un hombre sereno, sencillo, discreto, mesurado en su opinión sobre los aconteceres nacional y estatal.

Esto no significa que rehúya abordar temas trascendentales, como hay quienes lo suponen (pues evita subirse al ring en busca de reflectores) con, por cierto, ‘mala leche’, esperando un tropiezo suyo para írsele a la yugular al considerar que así lo anularían en la competencia interna de Movimiento Regeneración Nacional.

Lo que ocurre en realidad es que Rodolfo no es peleonero. Ni tampoco agachón. Evita confrontaciones estériles y saca la casta cuando se trata de medirse con el rival, del peso que sea… pero con urbanidad.

El martes próximo hará su aparición primaria (como delegado federal), acá en Tamaulipas; concretamente en Reynosa, encabezando una reunión de trabajo con la estructura del Programa; luego irá a Matamoros –invitado por el alcalde Mario Alberto López Hernández, a su toma de posesión para el ejercicio 2021-2024–, de ahí viajará a la Ciudad de México y el viernes 1 de octubre se instalará en sus oficinas con sede en Ciudad Victoria.

Hasta hace días las empresas encuestadoras glúteo expedito y ciertos ‘textoservidores’ desestimaban a Rodolfo –ubicándolo en la cuarta o quinta posición en sus ‘mediciones’–, pero a partir de ser filtrado el nombramiento modificaron sus apreciaciones que, ahora sí, obedecen a la real percepción ciudadana.

Ciertamente, González Valderrama tiene poco tiempo para recorrer los 43 municipios de Tamaulipas, considerando que la convocatoria de morena se publicará en noviembre próximo, para en enero del 2022 definir, a través de encuesta, quién será su candidato(a).

Esto no le quita el sueño, bien lo sé, pues ha remontado en otros retos y cumplido su función, ya como director del Centro de Estudios Municipales (en su tierra natal: Tampico); representante del Gobierno de Zacatecas allá en la Ciudad de México; titular de la Delegación Cuauhtémoc (hoy alcaldía) también en la Ciudad de los Palacios, y director de RTC –Radio, Televisión y Cinematografía–, dependiente de la Secretaría de Gobernación.

También, es cierto que mantiene estrecha amistad con Andrés Manuel López Obrador –desde su época de estudiantes en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM (inclusive, cursaron juntos un semestre)–, el senador Ricardo Monreal Ávila y su suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, con quien se nucleó en la Corriente Crítica del PRI (allá por los ochenta), que significó el principio del derrumbe tricolor.

A Rodolfo, por tanto, pocas cosas podrían sorprenderlo en política, por ser un gallo jugado en palenques respetables.

Y esto es precisamente lo que incomoda a sus compañeros, militantes de morena, que ambicionan la candidatura gubernamental.

Antes de su unción, como delegado de Bienestar, lo consideraban con pocas posibilidades de acceder a la nominación, pero ahora lo ven como el rival a vencer, siendo que Rodolfo asumirá el cargo para replicar el apoyo a las comunidades más vulnerables del estado.

Y de ahí, lo que resulte, pues no muestra obsesión por la candidatura.

 

Desacuerdo 

Cuatro de los cinco magistrados del Tribunal Electoral de Tamaulipas están en desacuerdo con la designación de Juan Carlos López Aceves, como ‘su’ contralor interno, quien, por cierto, rindió protesta (el pasado lunes 20) ante el pleno del Congreso local.

Acusan sus censores Marcia Laura Garza Robles, Edgar Danés Rojas, Edgar Iván Arrollo Villarreal y René Osiris Sánchez Rivas, allanamiento a la autonomía institucional, mediante un escrito presentando el mismo día ante la Oficialía de Partes del Palacio Legislativo.

Y están por hacerlo (igual), ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con sede en Monterrey (Nuevo León).

Su respuesta inmediata (ante la imposición) fue modificar la repartición de diputaciones por la vía de representación proporcional, ‘corrigiéndole’ al Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) la asignación de curules, pues era harto generosa para el Partido Acción Nacional (PAN).

Y con la nueva distribución, pierde dos espacios, aunque su dirigencia igual se ha inconformado, porque éstas acrecientan la bancada tricolor y le anularían su intención de formar parte de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que es el órgano encargado de administrar en todas las materias al Congreso.

Desde los aspectos estructural y financiero hasta las minutas que en la sesión plenaria o en comisiones entren a análisis y discusión.

Hasta hoy, acorde a la redistribución del Trieltam, morena contaría con 18 diputados locales (16 de mayoría relativa y 2 plurinominales); el albiazul con 11 (6 uninominales y 5 de representación proporcional); 4 el PRI (todos plurinominales); 2 el PT (uninominales) y uno Movimiento Ciudadano (MC), también plurinominal.

No obstante, el derecho le asiste al Partido del Trabajo (PT) para que, en su análisis, el Tribunal Federal Electoral enmiende la plana y le conceda la curul que legalmente obtuvo al lograr un poco más del 3 por ciento de los votos emitidos.

En fin, retomando el tema del agandalle legislativo –hacia los órganos electorales, más hacia el Trieltam–, hay que recordar que en el 2020 hubo la intención de reducir de 5 a 3, el número de magistrados electorales, por, según argumentos del Congreso local, ser muchos para Tamaulipas.

El Senado de la República, en su oportunidad y en apego a la ley, dio marcha atrás a esa iniciativa. Y desde entonces se ha pretendido causarle daño, en el terreno estatal, a la actuación del Trieltam.

Con esto me queda en claro el exceso con que se ha conducido desde que entró en funciones la LXIV Legislatura del Congreso tamaulipeco –‘que ha sido más próspera’, según se vanagloria (todavía) Gerardo Peña Flores–, exhibiendo sus abusos y violentando el marco jurídico al entrometerse en asuntos que no son competencia suya.

Al mismo tiempo han modificado la Constitución a su libre arbitrio.

¡Ah!, también aprobando cuantos ‘candados’ sean indispensables para dificultarle a los relevistas corregir el cuadro.

Por vía de mientras, la imposición del nuevo contralor interno ya causa estragos en la administración del Trieltam.

Y ni modo que los magistrados se dejen. A menos que reciban jugosos ‘cañona$os’ como en su oportunidad los hicieron los diputados ‘opositores’.

 

Sócrates, ente polémico 

Mi amigo, Sócrates, ya descansa en paz. Siempre fue un ser polémico tras su participación en el movimiento estudiantil de 1968.

Hay quienes lo acusaron de traidor, pero jamás, le comprobaron nada.

En otra entrega le comentaré cuánto vivimos juntos antes de escribir el libro ‘’68, Tiempo de hablar’

 

‘No más bandidos’ 

Francisco Chavira Martínez, quien es un activista político en Tamaulipas; y empresario escolar, dirige el movimiento Ruta 5 encaminado a apoyar a los hombres y mujeres éticos para acceder al poder público.

Tiene en claro que ‘ya basta de tolerar a tantas ratas, incrustadas en la administración pública’, y por eso sigue promoviendo la coordinación entre los representantes sociales, como el doctor Jorge Luis Quintero Salinas, en busca de dignificar el quehacer gubernamental.

 

Caminante no hay camino 

El viernes próximo asumen oficialmente el cargo los 43 ayuntamientos; y la LXV Legislatura del Congreso local.

Lo más significativo, es que en 3 de los 9 municipios considerados con mayor desarrollo se estrenará morena como autoridad; y en 2 (Matamoros y Ciudad Madero) repetirán los alcaldes.

Empero, los nuevos munícipes (hasta hoy siguen siendo electos), que se estrenarán en el cargo, aducen ya que recibirán una hacienda en ruinas por lo que tendrían dificultades para enfrentar el gasto corriente.

¡Mentira!, pues el presupuesto es anual y se les entrega cada mes, en apego a los acuerdos administrativos.

Así que, señores, no le jueguen al ‘Tío Lolo’.

 

Se hace camino al andar 

Por decisión unánime de los 26 consejos técnicos –representantes de las facultades, unidades académicas y escuelas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT)–, Guillermo Mendoza Cavazos es candidato único a la Rectoría.

La propuesta fue aprobada por la Asamblea Universitaria, en su sesión extraordinaria del viernes próximo pasado, que (en el Centro de Excelencia campus Victoria) presidió el rector José Andrés Suárez Fernández.

Bajo la modalidad ‘a distancia’, la Junta Permanente dio a conocer que según los resultados hay candidatura de unidad, encabezada por Guillermo quien, por cierto, ya recorre los 26 planteles llevando su oferta de trabajo.

 

Cicuta 

¿Quién caerá primero?

¿Mario Gómez Monroy o los subsecretarios de Educación?

La filtración de plazas asignadas sin derecho a ellas escandaliza a los mentores y pone al descubierto ‘enjuagues’ y abusos de poder, por lo cual, estimo, ellos días venideros rodarán cabezas en la SET.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here