Morena y la pulverización del voto

0
6

En más de una ocasión he señalado que la pulverización del voto nace, o es consecuencia, de los egos personales; de ciudadanos, hombres y mujeres, que tienen ambiciones, que participan en política o son activistas, que nos incapaces de observar una realidad y, en ese plano, evaluar si efectivamente tiene posibilidades reales de ganar. Es el caso, vamos pues, de buena parte de los que se registraron por la candidatura de MORENA  a la gubernatura.

Claro, en el otro extremo, hay que pensar que más de uno, de esos que se anotaron, son egoístas. Bien que saben que no pueden ganar; pero lo que buscan, sea por iniciativa propia o por encargo, de propiciar o impedir que otros ganen. Me recuerdan lo que sucedió en Padilla, mi tierra; en una elección interna se anotaron 14 aspirantes y en la elección constitución los 13 que perdieron le dieron contras al que gano, así que tuvo una derrota estrepitosa. Espero, en serio, no suceda lo mismo con MORENA.

DOMINIO TERRITORIAL.

Hay que hacer una distinción entre los que se registraron. Por ejemplo, los alcaldes morenistas reelectos, tienen mano en los votos de la encuesta. Pero, entiéndase, Maki Ortiz, en Reynosa; Mario López en Matamoros; Adrián Oseguera en Madero y Carmen Lilia Canturosas, son territoriales: los conocen y muy bien en su municipio, así que debemos asumir que serán los que obtengan, buena parte de los votos que se emitan en su territorio.

La pregunta, válida para este momento es: ¿obtendrán votos solo en su municipio o lo harán en los 43 municipios? La pregunta tiene una premisa: son ciudadanos, políticos, que fue fortaleza está en su municipio, en el resto, serán pocos los que tengan conocimiento de ellos… y claro, falta que, si les preguntan, quieran votar por ellos. Este contexto, y este escenario, nos lleva invariablemente a una conclusión: es difícil que, uno de ellos, gane la nominación o a menos que el Gran Dedo los señale, dado que medio mundo presume que, aunque no son como los de antes, en MORENA impera el dedazo.

POSICIONAMIENTO ESTATAL.

Dentro de este renglón, quiérase o no, se tiene que anotar únicamente a 3: Américo Villarreal Guerra, por su condición de senador y que, bien o mal, hizo algo de campaña en la elección, se dejó ver en algunos municipios; el otro es JoséRamón Gómez Leal, el famoso JR, cuñado del actual gobernador y que fungió hasta hace poco como delegado de los programas de bienestar social. Con ese cargo recorrió la entidad, entrego beneficios a la población y, quiérase o no, se dejó querer, la gente lo conoció, lo saludo y se tomó la foto. ¿Por qué le quitaron la chamba?, es la incógnita.

El otro caso dentro de este contexto es Rodolfo GonzálezValderrama: alzo la mano indicando su intención de ser candidato; el contexto, digamos previo, es que AMLO en eventos de Tampico lo presento como un buen ciudadano, profesional, muy preparado. Se promocionaba los fines de semana, acudía a una y otra ciudad, se reunía con militantes y grupos sociales identificados con la 4T, hasta que lo nombraron como delegado de los programas de bienestar social. A partir de ahí, su promoción, o visibilización, fue en todo el Estado.

EL RESTO: ÁNIMO Y AMBICION PERSONAL.

Oficialmente hay 38 ciudadanos, entre hombres y mujeres, que están dispuestos a sacrificarse sirviendo a los tamaulipecos. Es, hagan de cuenta, un record extraordinario. Claro, solo uno será candidato; unos, estoy convencido, tendrán los votos de su familia, si es que les llaman preguntando. Y es que, quizá los conozcan en su ciudad, pero no más. ¿Dónde conocen a Erasmo González, a Jorge Salomón, a Geovani Barrios, a Faustino López, a Cristina Cruz Sánchez? que, entre otros, se registraron, son parte de los 38 anotados. Claro, hay que recordar la convocatoria: de ellos, de los 38, van a quedar solo 4, que son los que irán a la encuesta.

Insisto, esos 38 registrados como aspirantes, están en su pleno derecho de apuntarse, es una aspiración legítima de gobernar a su pueblo; sin embargo, unos y otros, debieron valorar las posibilidades reales de triunfar. Y, obvio, pues no registrarse. Vuelvo a lo que escribir líneas arriba: quizá lo hagan, unos, por satisfacer su ego personal; otro, presumo, lo hacen plenamente conscientes para pulverizar el voto de los potenciales electores que reciban la llamada telefónica.

¿QUIEN GANARA?

Los expertos consideran que tienen posibilidades de quedarse con la candidatura: Américo Villarreal Anaya, Rodolfo González Valderrama y Maki Ortiz; en el caso de los hombres son los mejor posicionados y en el caso de las mujeres, de todas incluida Carmen Lilia, creo que es la mejor posicionada. Ahora que, siguiendo indicios, señales, viendo el escenario y conociendo los antecedentes de buena parte de los registrados… puedo repetir, al igual que otros: Es Rodolfo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here