Valderrama rechaza amigocracia y cuatachismo

0
10

Expediente

Azahel Jaramillo H.

 

Ora sí que se hizo realidad la frase: “Tengan cuidado…pueden atropellar un precandidato en Tamaulipas”. Y es que tras lanzar Morena, la convocatoria… 28 se anotaron queriendo ser el abanderado a Gobernador del Estado.

Como fue inscripción de precandidatura en línea mucho desconocido se apuntó. Hay para la otra, di-gooooo, cobraran cuota de inscripción… digamos de unos $ 3,000.00 (tres mil pesos), a ver si hay tanto aventado…  o lo hacen de modo presencial… a ver si no les da pena a algunos “pre”…que ni la suegra los acompañe a apuntarse.

A gente autentica de Morena le molesta tanto anotado. El líder Enrique Yáñez Reyes nos dice: “Muchos caballos de Troya se registraron en Morena como precandidatos a la Gubernatura de Tamaulipas. Es necesario hacer una criba de ellos. Espero que el CEN y la Unidad de Inteligencia Financiera los investiguen y la den a conocer, para que queden señalados como traidores y corruptos. Morena, deberá elegir bien porque Tamaulipas merece respeto”.

Dos.- El que acudió de modo presencial a Multimedios Tv Victoria, a entrevista fue el tampiqueño Rodolfo González Valderrama. La entrevista realizada por el periodista Eduardo Arias se transmitió este domingo 14 a las 8 de la noche.

Valderrama, enfundando en camisa clara y saco oscuro evocó su niñez en la colonia Tamaulipas del puerto de Tampico. Evocó con don Eduardo que a la playa de Miramar se trasladaba en tranvía, que le tocó subirse a los tranvías de madera. Era de ley que cada niño se aprendiera la dirección de su casa pues, entendí, los muy andariegos luego se perdían y era complicado regresarlos a sus casas.

Contó que con sus amigos de la cuadra se subía al tranvía de madera a las 9 de la noche, se iban a un baile en Miramar y se regresaban a las 10 de la mañana a la colonia Tamaulipas.

Narró que su papá era trabajador de Pemex, y que él se fue a la Ciudad de México a estudiar a la UNAM –donde conoció a Ya Saben Quién—y para costearle sus estudios y su estancia en la capital del país, su padre le conseguía cada año un contrato para trabajar dos meses en barcos petroleros.

–“Era un derecho laboral de los trabajadores, conseguirles contratos a sus hijos. Recuerdo mi ficha de Pemex, era la 121682. Conservó mi credencial”.

Y añade: “Era marmitón… es decir era ayudante de cocinero. Como el barco incursionaba en mares internacionales, nos pagaban en dólares. Todo el dinero que ganaba lo destinaba para mis estudios en la UNAM, pues en el barco, obviamente no gastaba ni en comida ni en hospedaje”.

Narró que un día en altamar…”tome una herramienta de fierro y me puse a limpiar una suciedad del barco, a tallar, y  …que me ve el capitán… y me dice a gritos… ¿¡qué estás haciendo menso!?… ¿No sabes que este es un barco gasero y con lo que haces podemos explotar? … Bueno… no me gritó “menso”, me dijo otra palabra”.

Valderrama dijo que al concluir sus estudios en la UNAM se vino a vivir a Ciudad Victoria, pues fue designado Director de Estudios Municipales del Gobierno de Tamaulipas por el Gobernador ingeniero Américo Villarreal Guerra. “Eso fue en el año 86, 87”, precisa.

Dice Valderrama que su actual trabajo es Delegado de los programas sociales del gobierno federal, en esta entidad, que es la única delegación federal que hay, “pero no me gusta que me digan Super Delegado… lo que soy es Super Ocupado”.

Cuestionado sobre sus aspiraciones a la Gubernatura de Tamaulipas dice: “Mi ocupación única es Delegado… lo de la candidatura es—y empieza a hablar pausado— una condición futura de realización incierta”.

Y añade: “O como dice el Filósofo de Güemes: “Puede que sí, puede que no, lo más seguro es que quien sabe”.

Y precisa: “A mi me gusta servir a la gente, donde esté, con cargo, sin cargo”.

Y Valderrama lo dice con todas sus letras: “No soy amigo del Presidente (AMLO), soy colaborador del Presidente”.

Y abunda: “No soy amigo, soy colaborador. A mi no me gusta la amigocracia, ni el cuatachísmo”.

Y al preguntársele a Valderrama sobre su visita al Gobernador Cabeza de Vaca, dice: “¡Lo cortés no quita lo lopezobradorista!”

Y predice: “Para Tamaulipas vienen buenos tiempos”.

Tres.- Pues ahí tienen que el alcalde victorense Lalo Gattás Báez fue el anfitrión de pozoliza, en el local del comunicador Paco Rubio, para la raza de prensa que cubrió la inauguración de la Expo Tam Victoria 2021. Y muy rico el pozole, me aseguran. NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernandez

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here