Renuncia auditor especial de la ASF

0
6

Tras advertir que la nueva normatividad interna abre el camino a la opacidad y arbitrariedad, Gerardo Lozano, renunció a su cargo como auditor especial de Cumplimiento Financiero de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El especialista aseguró que las reformas al Reglamento de la ASF otorgan a una sola área la facultad exclusiva de presentar denuncias penales y dar por solventadas las observaciones, lo que va contra la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación y del Código Nacional de Procedimiento Penales.

«Delegar esta altísima responsabilidad de determinar lo que se denuncia y lo que no, exclusivamente en la Auditoría Especial de Seguimiento, sin ningún contrapeso institucional (…) me parece un gravísimo error que puede abrir un espacio de opacidad y arbitrariedad que debilita a la única institución en México que puede dar un combate frontal a la corrupción e impunidad», alertó a los integrantes de la Comisión de Vigilancia.

La Auditoría Especial de Seguimiento, Informes e Investigación fue creada en 2018 por el actual Auditor David Colmenares, quien delegó en ella la facultad exclusiva de dar por solventadas las observaciones, quitándole esta facultad a las otras tres auditorías técnicas, que son las que realizan la fiscalización.

Lozano aseguró que la ASF no debe dejar la menor duda en el trabajo que desempeña, por lo que las reformas internas no generan los principios de apego a la legalidad, imparcialidad, objetividad y transparencia.

«La concentración de decisiones relevantes en tan sólo una persona respecto de lo que se solventa y lo que se debe denunciar no proporciona esa certeza y debilita esta institución, abriendo la posibilidad de que las decisiones se tomen arbitrariamente», afirmó.

En una carta enviada a Colmenares, Lozano presenta su renuncia al cargo, la cual será efectiva a partir de mañana.

«Sirva la presente para informarle mi decisión de presentar la renuncia con carácter de irrevocable al cargo de auditor especial. En congruencia con el desacuerdo que he manifestado respecto al nuevo reglamento interior de la Auditoría Superior de la Federación en vigor», expuso.

«Me retiro con la satisfacción de haber cumplido ampliamente con las responsabilidades que implica el desempeño de este importantísimo encargo, agradecido por haber tenido la oportunidad de servir desde este puesto».

Gerardo Lozano resume que desde su encargo se presentaron 138 denuncias que originaron los tres dictámenes técnicos para denuncia de hechos que deberán presentarse ante la Fiscalía Anticorrupción.

Así como los 66 dictámenes técnicos enviados a la Auditoría Especial de Seguimiento por un monto superior a los 21 mil millones de pesos.

Encuentra Diario Plano Informativo en formato digital aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here