Sumar para actuar

0
25

HUMO BLANCO-DIC-27-21

SUMAR PARA ACTUAR

Por Clemente Castro González

Al fin de cuentas es el Senador, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, con el respaldo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM), el que será el candidato a la gubernatura.

El legislador salió adelante en las encuestas aplicadas para definir el prospecto de mayor puntuación, entre los siete contendientes de Morena, que pretendían abanderar a su instituto, entre ellos el Delegado Federal, RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA y la ex Alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ.

Vale mencionar que, luego de que se dio la información acerca del morenista más adelantado no hubo, al interior del partido, ningún sobresalto lo que habla de la madurez de los participantes.

Al contario, lo que le llovieron a VILLARREAL ANAYA fueron felicitaciones y llamados a la unidad para lograr el propósito de ser gobierno en Tamaulipas y desplazar al PRIAN, que en la actualidad esta al frente del estado.

Y entre los que están dispuestos a respaldar la candidatura de AMÉRICO, el más realista y  agudo en sus puntualizaciones es ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN, uno de los dirigentes de Morena que sobresale por su combatividad, preparación política, capacidad organizativa y de comunicación e información.

En su mensaje para congratularse con lo que se determinó, ALEJANDRO expuso también las asechanzas y riesgos que se enfrentaran para hacer realidad el proyecto de la Cuarta Transformación (4T) en la entidad.

Igual al ofrecer sus buenos oficios para integrarse pidió que el llamado sea a los diversas expresiones que hay en Morena para que nadie quede afuera y, de esta manera,  se cierren filas con el objetivo de alcanzar la meta considerando la fuerza de Morena y el peso especifico que significa la aprobación de los tamaulipecos al Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Debe subrayarse que si, en su momento, alguien dio un paso al frente para dar la cara por Morena y hasta chocar de manera frontal en contra del PAN-Gobierno en el estado, es ROJAS DÍAZ DURÁN, aún a costa de su libertad.

De ahí que el virtual candidato tenga la obligación moral de sumar, en primer término, a los morenistas que, más allá de las poses y declaraciones, muestran congruencia  y compromiso con la transformación.

Porque es evidente que la tarea de VILLARREAL ANAYA no será fácil en tanto que se enfrentará a  una estructura manejada porun liderazgo vertical que puede disponer de recursos suficientes y operadores prianistasprobados en campañas políticas electorales, no exentas de todo tipo de marrullerías y trapacerías, en territorio y por aire.

De entrada, el virtual candidato tendrá que hacer el análisis concreto de la situación concreta y trazar la ruta a seguir, según establecen los conocedores.

Atraer a las y los que están comprometidos con la causa (amigos y no tanto); aliados con sus matices e identificar de manera clara a los adversarios.

El detalle de esto es hacer lo necesario  para aislar y debilitar a los contrarios y nada que los fortalezca.

Perder la perspectiva y dejarse llevar por la soberbia que pueden dar lo números de las encuestas puede propiciar la condescendencia con el “enemigo”.  

La sentencia popular establece que “el buen juez por su casa empieza”.

Veamos: no es ocioso revisar los perfiles de los que andan más que zalameros: puestos para decir a los cuatro vientos que son “americanistas” hasta las cachas, cuando en realidad son corre ve y dile y proclives a la traición.

Ni que decir de los infiltrados, que en tiempo y forma se colaron a la 4T y ahora les tocará hacer su perniciosa labor para tratar de minar y descreditar la candidatura que arrancará en calidad de favorita.

Ahí entran prisitas, panistas, perredistas, disque luchadores sociales y libre pensadores y cualquier tipo de fauna política nociva.

No hace mucho, uno de los operadores políticos de la actual administración estatal, de esos que alardean sabérselas de “todas, todas”, no tuvo el menor rubor al confesar a sus interlocutores que para él no había falla porque “si ganaba el Truko” (CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS) o AMÉRICO VLLARREAL ANAYA”, seguirían  adentro de la gratificante nómina.

Es decir, los expertos en saltar su un bando a otro, en tiempo y forma, ya se colaron porque con anticipación no colocaron “los huevos en la misma canasta”. ¿Acaso ahí hay una pizca de principios?

Tal actitud es de lo más común y para al menos neutralizarla tendrán que identificar a los agentes dobles y trapecistas y cuidarse de ellos.

Lo de mayor calado es el arsenal que puede tener a la mano, el grupo panista en el poderpara el discurso político y el golpeteo mediático.

Ello aunado al uso de las instancias de “transparencia y anticorrupción”; las de “procuración  y administración la justica” ; las de “seguridad” y las “electorales”, incluidas áreas que se dedican a fiscalizar.

Lo reiteramos: VILLARREAL GUERRA no debe ser alguien que no es pero tendrá que escuchar y accionar con prontitud en cualquiera de los frentes.  

Por lo demás, la gran ventaja de AMÉRICO no solo es su nombre y apellidarse VILLARREAL GUERRA, sino que el común de los tamaulipecos lo consideran una persona de bien; apegado a la familia y fiel a sus convicciones.

AL CIERRE

El INE a la baja por quererle poner freno a la democracia participativa y ser parte de la “mafia del poder”.

Habrá que ver que dicen ahora con los 10 millones de firmas que llevaron los activistas al Instituto para hacer efectiva la Consulta Popular a fin de determinar si AMLO se va o se queda.  

A LORENZO y  a CIRO les dijeron….¡tengan para que aprendan!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here