Intención del voto

0
17

At’n.                                      material a publicarse el domingo 30 / 01 / 2022
Golpe a golpe

 

+ Es aventurado aún, hacer pronósticos, cuando el río asoma más revuelto

+ Los grupos políticos de cada municipio claro que influyen, ¿hasta dónde?

+ En este proceso electoral es importante el papel que jueguen los alcaldes

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

En los municipios más poblados de Tamaulipas la intención del voto es aún incierta, pese a los resultados que, hasta la víspera, han ofrecido empresas encuestadoras de menor monta. Y es que en cada una de esas localidades hay capitales políticos harto arraigados que de una u otra forma influyen en el ánimo del electorado como se puede confirmar revisando, someramente, las últimas cuatro contiendas gubernamentales.

Obviamente ahí están enquistados políticos con grupo propio, aunque, advierto, tampoco son garantía de nada, por su costumbre de ‘transar en lo oscurito’ siempre en beneficio personal.

Pero de que esas estructuras (otrora llamadas cacicazgos) influyen en los procesos estatales, no hay duda alguna.

Así que a esos factores de interés local seguramente (ya) los institutos Nacional Electoral (INE) y Electoral de Tamaulipas (Ietam) los identifican. Y hasta presumo que les tienen marcaje personal (como a los precandidatos) para evitar que tras bambalinas tuerzan apoyos o campañas contrarias a la legalidad.

Es lo menos que ameritan hacer, sobre todo cuando en municipios con más número de electores surgen influyentes que no están dispuestos a que la plaza se entregue a sus adversarios.

 

Grupos de interés

a) En Nuevo Laredo, existen tres grupos políticos que procuran, inclusive a la fecha, dominar políticamente el territorio:

1) El de los hijos del extinto Carlos Enrique Cantú Rosas (a) ‘El Chale Boy’ –quien fuera dirigente nacional del desaparecido Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM)–, ahora cobijados en morena.

Son ellos Carmen Lilia y Carlos Canturosas Villarreal, quienes juntaron los apellidos de su progenitor para ostentar la conjunción como el apelativo primario;

2) El de los agentes aduanales que, todavía, no han manifestado tener ningún acuerdo con precandidato gubernamental alguno; y

3) La estructura albiceleste que fue rebasada por menos de 2 mil votos en la lid próxima pasada.

b) Reynosa:

1) En ese municipio Maki Esther Ortiz Domínguez procurar hacer creer que ‘ahí sólo sus chicharrones truenan’, al ‘contar’ con un capital político de +/- 100 votos. Y sin, por cierto, aún definir su apoyo a ningún precandidato;

2) Está también, el grupo de Óscar Santiago Luebbert Gutiérrez, quien le ofrece al precandidato de morena jugársela con él, por no convalidar una alianza de su partido, el PRI, con el PAN y el PRD;

3) La estructura que los hermanos García Cabeza de Vaca fundaron al alimón con empresarios locales, donde José Ramón Gómez Reséndez, por cierto, juega un papel destacado;

4) Los propietarios de periódicos que, durante décadas, han influido en acuerdos políticos; y

5) Los sindicatos, pues son quienes más proporcionan votos. A favor o de castigo, según las negociaciones.

c) Matamoros:

1) El alcalde Mario Alberto López Hernández ‘le apostó’ todo a Rodolfo González Valderrama, delegado de Bienestar, para ser precandidato. Pero al no resultar (este) nominado tampoco ha marcado su posición, aunque sé que organiza un evento masivo en respaldo del precandidato moreno.

2) Baltazar Hinojosa Ochoa es un factor importante, ya que incide aún, en el priismo local;

3) Los hermanos Almanza Armas, que no tienen preferencias. Pero en negociaciones con el personaje que les garantice a los empresarios locales concesiones, darían instrucción a sus empleados hacia dónde tenderse.

d) Ciudad Madero:

1) El alcalde Adrián Oseguera Kernion, mantiene fuerte control entre la población; y, según la apreciación, jugaría con ‘Va por Tamaulipas’, merced a sus ‘discordancias’ con Mario Martín Delgado Carrillo y Erasmo González Robledo, quien no han admitido, y menos justificado su complicidad con los hermanos Carmona Angulo.

2) El gremio petrolero, a la fecha, no ha decidido con quién jugársela y eso mantiene inquietos a los precandidatos gubernamentales; y

3) Los hoteleros, que son quienes más recursos aportan al municipio y al gobierno estatal (vía impuestos), tampoco ‘han dado color’.

e) Tampico:

1) Los grupos empresariales Fleischamann y Grossman, aunque ya no se involucran directamente con los políticos, influyen vigorosamente;

2) El clan de los hermanos Garza Cantú que en el municipio encabeza Ramiro y administra Álvaro, igual tiene voto de calidad;

3) El alcalde Jesús Antonio Nader Nasrallah, ha construido también su propio grupo. Y ‘se vende caro’, tras ser ubicado como ‘uno de los mejores’ ediles del país; y

4) María Magdalena Peraza Guerra, quien todavía maneja estructuras ciudadanas que, por supuesto, sí votan según las instrucciones que les de ella.

f) Altamira: Existe ahí un ‘cacicazgo familiar’ encabezado por Juvenal Hernández Llanos, su esposa Alma Laura Amparán Cruz, y su hijo Juvenal Hernández Amparán; y

2) La Federación de Trabajadores de Altamira Tamaulipas que durante décadas manipulara Juan Genaro de la Portilla Narváez

g) Victoria:

1) En la capital del estado no se advierten liderazgos, desde que fuera aprehendido Eugenio Hernández Flores y ultimado el doctor Rodolfo Torre Cantú, por lo cual la plaza se mantiene a la expectativa.

En otras localidades que registran números altos en la lista nominal de electores, por supuesto tampoco se percibe realmente la intención del voto.

Estas son Aldama, El Mante, Río Bravo, Valle Hermoso y por supuesto Xicoténcatl, aunque, por descontado, se dió (en esta última) todo a favor de César Augusto Verástegui Ostos, ‘El Truco’.

 

Las cifras no mienten

Haciendo un comparativo del comportamieno ciudadano en la elección más reciente –para elegir ayuntamientos– en los municipios más poblados de la entidad, hubo, salvo en algunas localidades, resultados competitivos.

Y ahí, precisamente, es dónde los equipos de precampaña de Américo Villarreal Anaya y César Augisto Verástegui Ostos deberían buscar la suma de simpatizantes a sus causas.

Ejemplifico:

a) Nuevo Laredo, donde la diferencia fue de apenas 2 mil 673 votos, a favor de morena, ganándole Carmen Lililia Canturosas Villarreal a Yahleel Abdala Carmona (Acción Nacional).

b) Reynosa: ahí el operativo que realizó Maki a favor de su hijo Carlos Peña Ortiz (morena) le propinó prácticamente una ‘paliza’ al albiceleste, ya que logró una ventaja de 26 mil 54 votos.

c) Matamoros: Mario Alberto López Hernández (en ésta su reelección), refrendó su posicionamiento pues, ‘se la metió doblada’ al PAN –como dice Paco Ignacio Taibo II–, al superar con 53 mil 71 votos a la candidata Gloria Ivet Bermea Vázquez.

d) Ciudad Madero: en su reelección (como militante de morena) Adrián Oseguera Kernion superó a su contrancante Jaime Turrubiates Solís (PAN) con 12 mil 166 sufragios.

e) Tampico: ahí el PAN, con Jesús Antonio Nader Nasrallah apabulló a  Olga Patricia Sosa Ruiz (de morena y aliados), con diferencia de 18 mil 889 votos.

f) Altamira: Armando Martínez Martínez (morena) superó con 4 mil 426 votos a José Ciro Hernández Arteaga (PAN).

g) Victoria: morena triunfó con Eduardo Abraham Gattás Baéz con una ventaja de 6 mil 850 votos, ante su adversaria (María del Pilar Gómez Leal) del membrete albiceleste.

Aquí no considero, todavía, los votos que obtuvieron los partidos ahora aliados, que podrían incidir en el crecimiento o detrimento de preferencias.

Consigno las estadísticas por saber que, los munícipes, serán el factor determinante para inducir el voto.

 

Electores que votan

Estas cifras me llevan a advertir que, en los 7 mumicipios más poblados del estado, se definirá la gubernatura.

Hasta hoy se estiman 2 millones 658 mil 153 electores.

Pero tampoco hay que descuidar el voto rural, pues es significativo.

Correo: [email protected]

 

Caminante no hay camino

La falta de acciones preventivas, de las autoridades de salud –nacionales y estatales–, han ocasionado la propagación del Covid-19; a pesar de que su nueva modalidad (ómicron) sea menos letal, según dicen.

Pero lo cierto es que las estadísticas de contagiados y fallecidos crece y, de manera alarmante, todos los días.

 

Se hace camino al andar

1) Alejandro Rojas Díaz Durán es ‘un chivo en cristalería’, pero poco afecta al doctor Américo Villarreal Anaya quien, por cierto, ya confirmó que Carlos Canturosas Villarreal es su coordinador de campaña, pese a mantenerse en autoexilio por la persecusión política en su contra.

2) César Augusto Verástegui Ostos, ‘El Truco’, no le afloja, ni pierde el piso. Anda al cien, según observo; y más suelto en su discurso improvisado ante las militancias y simpatizantes en la precampaña que realiza por todo el estado, donde encabeza eventos multitudinarios.

 

Cicuta

Las encuestas publicadas durante enero, se levantaron vía telefónica, entre un universo poblacional incierto.

Lo supongo porque ninguna empresa ofrece el marco donde realizaron las entrevistas.

Sólo ofrecen porcentajes.

¿Usted les cree?

Yo tampoco.

Enviado desde mi iPhone

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here