Ven y no quieren ver

0
24

HUMO BLANCO

Por Clemente Castro González.

Aunque son casos distintos, Veracruz y Tamaulipas están en el centro de la ebullición política y los protagonistas son militantes y jerarcas de Morena. Una de las diferencias es que en el vecino estado gobierna un morenista, mientras que en la entidad se perfila a otro con posibilidades de triunfo.

Pero sucede que en ambas entidades, guardadas las proporciones, animadores de la Cuarta Transformación (4T) son los que atizan el conflicto interno y por tanto, abonan a la causa de sus contrarios, así sostengan que su actuación, a nivel doméstico, es justiciera.

Recordemos que en Veracruz, si bien bajo la intensidad, el choque involucra al Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, RICARDO MONRREAL ÁVILA y al mandatario “jarocho” CUITLÁHUAC GARCÍA JIMÉNEZ, por supuestas arbitrariedades de la autoridad estatal en la procuración y administración de justicia.

Esto derivó no solo en reclamos púbicos sino en la integración de una comisión del Senado para investigar las irregularidades del gobierno de CUITLÁHUAC con la mira a la desaparición de poderes.

Al fin de cuentas la “sangre no llegó al río” y la comisión fue frenada antes de que entraran a operar los legisladores.

Seguramente la salida a tal enredo la perfiló el titular de Gobernación, ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, mismo que en encuentro con el grupo parlamentario de las y los senadores de Morena, dio una especie de cátedra sobre el panorama político en el que actúan.

Palabras más, palabras menos, les dijo que en Veracruz se promovió un debate estéril que solo les afectaba a ellos y beneficiaba a los opositores. “No vale la pena que se desgaste al movimiento con ese tipo de acciones; si somos uno mismo”, les aclaró a los representantes populares, al tiempo que demando unidad, en presencia de MONRREAL ÁVILA.

Una orientación en ese sentido tendría que darse en Tamaulipas en donde, sin querer queriendo, el Senador suplente, ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN, puede estar “engordando el caldo” a sus contrarios al cuestionar la precandidatura de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

Más aún, acaba de regresar al estado para que militantes lo declararan “candidato legitimo”.

En esencia, el alegato de ALEJANDRO coincide con la ex Alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, la cual acudió a instancias legales para demandar que se reponga el proceso de selección de precandidato de Morena porque, a su juicio, hubo irregularidades.

De modo que vale retomar la orientación del Secretario para entrar en acuerdos antes de que el daño sea irreversible.

Tal vez MONRREAL debería llamar al diálogo a su colega, VILLARREAL ANAYA y juntar a ORTIZ DOMÍNGUEZ y a ROJAS DÍAZ DURÁN.

En realidad al que le toca aplicarse es el dirigente de Morena, MARIO DLEGADO CARRILLO, ya que le corresponde defender el procedimiento que se siguió para decidir la precandidatura en Tamaulipas. Igual es responsable de que se concrete la operación “operación cicatriz”.

“Dejar hacer y pasar” solo evidencia una actitud sobrada o de descuido, lo que es un error que, de no corregirse, impactará en forma negativa el avance de la 4T.

En cuanto a VILLARREAL ANAYA, si bien anda el lo suyo, promoviéndose al interior del partido, desplegando la organización en varios frentes y sumando a grupos y personajes, debería darse tiempo para, junto a sus compañeros de instituto, desactivar la “rebelión”.

Por lo pronto regresó ROJAS DÍAZ DURÁN y lanzó varios retos a la directiva de su partido, al propio AMÉRICO, al diputado federal, ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO y a varios morenistas más.

Insiste en que se aclare lo de la relación con los CARMONA y se llame a la unidad en Morena.

Vale subrayar que lo de la reparación del proceso es improbable pero no es descabellado que se incorpore a la campaña a ROJAS DÍAZ DURÁN en apoyo de VILLARREAL ANAYA.

Tampoco es imposible que AMÉRICO se sacuda a los morenistas que tuvieron trato con los empresarios, a los que se liega con actividades ilícitas.

Si ello no se da, en efecto, se corre el riesgo de ataques mediáticos que pueden resultar demoledores e irreversibles.

Insistimos: AMÉRICO evidencia una carrera profesional limpia pero no así ERASMO y sus cuates.

AL CIERRE

El precandidato de PAN, PRI y PRD, CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, se siente cómodo con los priistas ya que los conoce, ahora si que de atrás tiempo.

La verdad es que El Truco no desentona con los del tricolor, debido a las afinidades que comparten. Hay coincidencias y es notorio.

+.-El Alcalde de Victoria, EDUARDO GATTÁS BÁEZ, dio a conocer que habrá coordinación efectiva con los órdenes de gobierno para el tema de la seguridad.

Ayer tuvo lugar una reunión para tocar este asunto que es uno de los pendientes que se tienen y corresponde resolver a la federación, el estado y los municipios. Cada cual el la medida de su competencia.

Por cierto, desde el gobierno estatal estiran la mano hacia el munícipe pero no dejan de pasarse de listos o al menos pretenden.

Lo de iniciar un programa de obras y no invitar a la autoridad local es un acto que muestra la falta de tacto político o de evidente soberbia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here