El abogado del pueblo

0
11

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

17.02.2022.

EL ABOGADO DEL PUEBLO.

Los eventos cívicos son parte, digamos, de la construcción de una memoria colectiva. Y por lo regular el Gobierno del Estado a través de a Dirección de Fomento Cívico organiza los eventos. Sin embargo, no se si por su ideología o justificándose por la pandemia, en lo que va del año no se han realizado. En unos, el gobierno estatal solo lleva ofrendas florales; en otros, como el de ayer, sobre Alberto Carrera Torres, ni eso hicieron. Eso si, ya el gobierno municipal que encabeza Eduardo Gattas se puso las pilas.

No hubo evento a Pedro José Méndez. Los liberales se organizaron para conmemorar al Gral. Vicente Guerrero y me sorprendió que el día 14 recibí invitación para estar en el evento al General Alberto Carrera Torres, revolucionario, que se opuso a Victoriano Huerta, pero que desde un principio se propuso ser el abogado de los pobres. Y esta condición, sin querer queriendo, me hizo recordar al actual Presidente, que tiene como premisa: Primero los pobres.

HOMENAJE MUNICIPAL.

El evento al Gral. Alberto Carrera Torres congrego al cabildo y servidores públicos municipales, así como a distinguidos liberales. Fue un evento sencillo: se hizo presentación de las autoridades e invitados especiales; Francisco Ramos, el cronista de la ciudad, fue el encargado de dar a conocer la biografía, los pormenores, de la vida de quien, allá en Tula, se adjudicó el calificativo de “Abogado de los pobres”. Se hicieron tres guardias de honor: la primera, a las autoridades municipales, luego a los servidores municipales y al final el grupo de liberales presentes.

Fue, en verdad, un evento cívico sencillo. Llama, eso sí, la atención de cómo el gobierno estatal no participa; ello, nos hace pensar, tiene un sentido, una razón: la diferencia entre ambos gobernantes, que son de distinto partido políticos y que, en ese contexto, han tenido roces institucionales, donde es evidente que chocan ambos. Veo, en todo esto, que no hay institucionalidad y menos, digamos, el respeto que debe prevalecer en aras de un buen gobierno.

TRASCENDENCIA Y VIGENCIA.

El profesor José Dolores Ruiz Gómez hace notar, en conversación posterior, que los héroes, sean nacionales o locales, tienen vigencia en la medida que su vida trasciende y tienen vigencia sus postulados y acciones. En este caso, correspondió a Roberto Collado, el joven cineasta que en su producción tiene un documental sobre el héroe tamaulipeco, hacer notar la vigencia de conocer la vida y obra de quienes han sido, con sus acciones, determinantes en la construcciónde acciones que han favorecido la integración y el rumbo, en este caso, de la entidad… claro, en una época especifica.

Ni como negar que Alberto Carrera Torres tiene vigencia en el momento presente. Las condiciones socioeconómicas, de pobreza y marginación, que dieron vida a la revolución mexicana; a la lucha en contra del usurpador Victoriano Huerta, siguen presentes. Su actitud de defender a los pobres, luego de participar en la gesta de la revolución, nos llevan a considerar que en el presente la actitud y la lucha de la 4T, son válidas: el neoliberalismo creo nuevos ricos, como el porfiriato a nuevos potentados y hacendados.

INTEGRIDAD Y CONGRUENCIA.

Tengo más de 30 años que asisto a eventos cívicos organizados por el Gobierno del Estado. Y por lo regular el orador oficial, por práctica, es el gobernador, si es un evento de trascendencia como homenaje a Benito Juárez o a la promulgación de la Constitución; y, si no es el gobernador, un representante oficial. La tónica en esos eventos es ponderar los atributos político-ideológicos, o sus acciones: por decir, de Juárez, algunas de sus frases más connotadas, las que tienen que ver con la democracia, con los servidores público, con la justicia.

La cuestión es que, durante años, observarnos que no había congruencia entre los hechos del gobernante y el discurso político-ideológico enarbolado. Por algo, hoy en día, hay exgobernadores objeto de la justicia penal, en tanto que otros, son señalados de cometer ilícitos, acciones pues, que están reñidas con la ley. En pocas palabras, somos testigos de cómo el gobernante no tiene empacho en cubrirse con un manto, ideológico, provisto por la historia y el pasado… pero que, en los hechos, nos dice todo lo contrario.

PASAR A LA HISTORIA.

Un día le preguntaron, en una mañanera al Presidente AMLO, que si buscaba pasar a la historia como el mejor Presidente y dijo que sí. En la práctica, ya paso: difícil olvidar que lucho durante 18 años por vencer a un sistema, al neoliberal con sus reglas; por eso, ahora como Presidente, como líder de la 4T, busca transformar no solo la vida política, sino también la que tiene que ver con las estructuras económicas, educativas, democráticas, etc., para convertirse en un referente de lucha y transformación. Es, sin la menor duda: el abogado del pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here