MÉXICO ¿PASO DE ESTADO FUERTE A UNO DÉBIL O FALLIDO?

0
8

México, ha estado abandonando poco a poco su nivel y grado de gobernabilidad, desde el arranque del gobierno federal en diciembre de 2018, los mexicanos venimos atestiguando cómo, los principales indicadores de gobernanza y gobernabilidad están cayendo.

Primero, la economía claramente se viene desacelerando, al principio por las malas decisiones de política económica, después por el claro impacto negativo de la pandemia del Covid-19. La tasa de crecimiento del PIB, no logra posicionarse, en 2019 cayó en 0.5%, en 2020 la caida superó la tasa negativa del -8,5% del PIB.

En 2021, siendo el año de la reapertura a la nueva normalidad por el efecto de las vacunas, no se alcanzó la meta del 6.5% inicialmente estimada. Si bien la tasa fue positiva en los primeros dos trimestres del 2021, los siguientes dos trimestres el saldo fue negativo.

El PIB nacional se contrajo 0.1% en el último trimestre de 2021, de acuerdo con cifras del Inegi. Antes, en el tercer trimestre, se contrajo 0.4 por ciento en comparación con el trimestre anterior, con lo que se interrumpió la racha de un año de cuatro trimestres consecutivos con ganancias. Con este resultado, algunos analistas consideran que la economía entró en recesión técnica entre el tercer trimestre y cuarto trimestre. Con estas cifras, ya la OCDE estima que este año no creceremos arriba del 2%. Además, que el promedio anual que se espera tendrá todo este sexenio, no superará el 0.5% anual.

Otros indicadores, que nos muestran la caída de la gobernabilidad en México, adicional al desarrollo económico, se registra en el tema de inseguridad y corrupción.

Los niveles de violencia y la creciente percepción de inseguridad de los mexicanos podrían derivar en la “erosión de la cohesión social”. En tres años se superaron los indicadores de violencia por muertes dolosas y empeora el índice de corrupción mexicana.

En corrupción, México ocupa el lugar 135 del mundo, lo cual, según la organización Impunidad Cero nos ubica en el último lugar de América Latina, debajo de Bolivia y Venezuela. En materia de seguridad nuestro país ocupa el lugar 130 mundial y respecto de Latinoamérica el 30.

Así se pueden citar otros indicadores, como el aumento de nuevos pobres que en tres años se acerca a 4 millones de personas. La semana pasada, el CONEVAL con datos del INEGI, reconoció que más del 40% de los mexicanos están en pobreza laboral, cuantificando en poco más de 52 millones de pobres.

Por todos estos datos duros, hablaremos aquí de dos conceptos de ingobernabilidad: Estado Débil y Estado Fallido.

Al describir estos conceptos, la pregunta que cada día se repiten los mexicanos es ¿En qué escenario se encuentra hoy nuestra economía y nuestro gobierno?

ESTADO DÉBIL:

En el caso de «Estado débil», Susan Rice, Stewart Patrick (2008) y Francis Fukuyama (2004) lo definen como un nivel de falta de estatalidad y como nivel de falta de funciones para actuar en el territorio. La estatalidad en los autores es la medida en la cual cumple el Estado con sus funciones jurídicas y de seguridad básicas, y de funcionalidad como la capacidad del Estado en interceder en la vida cotidiana en el país.

Un Estado débil puede verse en como el Estado asegura la seguridad nacional y humana, además de como actúa en asuntos del país. Un Estado con baja estatalidad sería uno que tiene impunidad y violencia regional. Un país con baja funcionalidad es uno donde tiene bajos niveles regulatorios.

ESTADO FALLIDO:

El concepto “Estado fallido” significa el fallo del Estado para asegurar su función principal, que es en el concepto clásico de Max Weber, mantener el monopolio legitimo de la violencia política (Esty, DC 1995). Noam Chomsky (2008) ofreció un concepto de Estado fallido más amplio al categorizar no solo el monopolio de la violencia como motivo del fallo, también incluyó los objetivos del Estado.

Estado fallido, ha sido usado para contextualizar y explicar fenómenos tan complejos como la ineficacia gubernamental, vacíos de poder local, violencia regional y falta de resultados en el sistema político mexicano.

TERRITORIOS MEXICANOS EN MANOS DEL CRIMEN:

Al analizar los anteriores conceptos, citaremos ahora aquí, los sucesos recientes de ingobernabilidad que presentan estados como Zacatecas, Guerrero, Michoacán, Morelos, Quintana  Roo, Guanajuato y Sonora, por citar los más estrepitosos.

Un claro ejemplo de ingobernabilidad, se presenció la semana pasada en las inmediaciones de municipios de Jerez en Zacatecas, donde la Guardia Nacional y los policías locales hicieron un blindaje, pero para que los pobladores pudieran sacar algunas de sus pertenencias que estaban abandonadas en la localidad por las amenazas de dos grupos de criminales en disputa.

De acuerdo a la nota periodística, el 18 de febrero el Ejército Mexicano comandó, mediante el Plan DN-III, el regreso de familias a Palmas Altas, para recoger parte de sus pertenencias, al cumplir un año que tuvieron que abandonar sus casas por amenazas del crimen organizado. Desde temprano, decenas de familias formaron una interminable fila de vehículos citados por elementos de las fuerzas militares que resguardaron a las personas en su viaje de vuelta a la localidad, en coordinación con el ayuntamiento de Jerez, que gestionó el acompañamiento, además de la Guardia Nacional y la Policía Estatal Preventiva.

Significa que esos territorios son dominados por los criminales y no por el gobierno. Así se repiten esas historias y experiencias en la Tierra Caliente de Michoacán, en la región de Celaya de Guanajuato, la sierra de Guerrero, Caborca en Sonora, Tulum en Quintana Roo, Acapulco en Guerrero, etcétera etcétera.

REFLEXIÓN FINAL:

En estos tiempos, que se amenaza al gremio de los periodistas y la libertad de Prensa y Expresión, cuando se amenazan las relaciones con nuestros socios comerciales, como la Pausa de relaciones con España. Donde se acusa de ignorar la realidad mexicana a un Secretario de Estado de los EUA, donde se imponen embajadores a modo, ¿qué podemos esperar para poder definir que tipo de gobernabilidad estamos teniendo hoy en México?

¿Seremos un Estado fuerte y estable? ¿Estamos en paz o estamos polarizados hoy los mexicanos?

O ¿Estaremos ante una clara muestra de tránsito entre un Estado Débil a uno Fallido?

Usted tiene la mejor de las opiniones…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here