FLUJO TRANSMIGRANTE RÉCORD EN 2021

0
7

«

Dr. Jorge A. Lera Mejía

Tapachula, en el estado fronterizo de Chiapas,  vecino con Guatemala, es la ciudad que tradicionalmente recibe de paso, más transmigrantes centroamericanos, cubanos, haitianos y africanos, en su proyecto de transitar por el interior del país rumbo al ‘sueño americano’.

Los últimos meses del año fiscal 2021 (octubre 2020 a septiembre 2021), llegaron y partieron desde esa ciudad varias caravanas migrantes con miles de personas, aunque la gran mayoría fueron frenadas y desmanteladas por las fuerzas de seguridad mexicanas.

La región vive un flujo récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectó a más de 1.7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

Por su parte, México deportó a más de 114 mil transmigrantes extranjeros en el mismo año 2021, de acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación. Mientras, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) recibió un récord de 131mil 448 solicitudes de refugio en 2021.

Significa, que del 1.7 millones de transmigrantes detectados por Estados Unidos, menos de la quinta parte realmente son retenidos o deportados por el Instituto Nacional de Migración (INM). Por lo que en el reciente año 2021, más de un millón de transmigrantes dejaron de ser personas y familias de paso, por lo que ahora su estatus migratorio es de inmigrantes mexicanos, que se quedarán a vivir al menos dos años (migración temporal) algunos, y otros ya se alistan a quedarse a vivir permanentemente en alguna entidad mexicana, principalmente fronteriza del norte, por si se presentara la oportunidad, volverían a intentar migrar a EUA.

Además de la presión migratoria que se da en las ciudades fronterizas del norte, desde Tijuana hasta Matamoros, en Baja California y Tamaulipas respectivamente, otra ciudad fronteriza que sufre los estragos de esta nueva presión migratoria, es Tapachula Chiapas. El gobierno norteamericano ha presionado los últimos cuatro años, para que México desde Chiapas, se convierta en la zona de contención de sus flujos migratorios. Para ello, utiliza a los agentes del INM, y los soldados de la Guardia Nacional.

Dicha contención, cada vez se sale más del control, al retener forzosamente por más de 6 a un año a los transmigrantes, con el pretexto de estudiar las opciones de otorgarles visas humanitarias de paso temporal, que en realidad, es un plazo de espera de tipo disuasivo.

Por lo descrito, los transmigrantes africanos y haitianos, que son los más molestos y rebeldes de estas medidas, cada vez se manifiestan de forma violenta.

Así, la semana que recién terminó, unos 200 Transmigrantes de origen africano y haitiano protestaron nuevamente, pero ahora de manera sumamente violenta, desde Tapachula, en el sureste mexicano, para exigir a las autoridades migratorias que atiendan sus trámites para acreditar su estancias legal en el país.

Las protestas terminaron en un caos después de que los migrantes lanzaron piedras, palos y objetos a agentes de la Guardia Nacional, quienes custodiaban oficinas de migración en esta ciudad, frontera con Guatemala.

Ante estas acciones, los vecinos de la zona dijeron estar cansados de las manifestaciones de los migrantes, que casi siempre cierran las calles y limitan el libre tránsito de las personas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here