¿ AVA o César?

0
6

DESDE ESTA ESQUINA.

MELITON GUEVARA CASTILLO.

26.04.2022.

 

¿AVA O CESAR?

 

Se desarrolló el primer debate por la gubernatura. Y hagan de cuenta, casi aun ni concluía, unos y otros ya proclamaban que habían ganado. En términos generales gano Américo, creo que fue el menos malo; Cesar, en cambio, se mostró hasta nervioso y, la mera verdad, no tiene voz para ser político y buscar ganarse la confianza del pueblo. Arturo, de plano, volvió a evidenciar –primero lo hizo con sus videos-, que no tiene nada que hacer en la política, menos buscando la gubernatura.

 

La revisión de las redes sociales nos lleva, invariablemente, que el debate no cumplió con las expectativas que todos teníamos. Por un lado, los candidatos y sus seguidores, de manera apasionada, aseguran que ganaron el debate. Hay, en cambio, una certeza: la población perdió porque no conoció las fortalezas, y sus puras debilidades, de los candidatos. Sus propuestas, las pocas que hubo, no son contundentes.

 

¿SIRVEN LOS DEBATES?

Yo estoy convencido que sí. La historia documenta que contiendas presidenciales, o incluso de una que otra gubernatura, se han definido por un debate; o, en el caso contrario, por un factor o golpe de improviso que descobija al candidato. Hice notar en un post que los debates sirven para conocer las fortalezas y debilidades de los candidatos; que sirven para que los candidatos puedan ganar o perder adeptos. En este debate, creo que seguirán igual, ni uno convenció.

 

Extraña teoría. Una entrañable amiga, seguirá y activista de MORENA, obvio de AVA, me manifestó su postura: que para este momento, cada uno de los ciudadanos, ya tiene una postura sobre la emisión del voto. Creo que, si esto fuera cierto, no habría necesidad de debates, menos de campaña políticas, el ahorro económico seria tremendo y no habría necesidad de los partidos políticos de gastar y gastar, al grado que siempre son multados por el INE.

 

¿QUIEN GANO?

Si nos atenemos a lo que vimos, y a lo que escuchamos, en lo personal creo que gano AVA. No porque haya sido, vamos pues, el mejor; pero si porque fue el menos malo. Su experiencia de haber participado ya, tanto en campañas, como ser senador, le da más tablas para dirigirse a un público. Claro, su negativo, fue que no traía guion, traía acordeón. Pero, bueno, no fue el único. Lo positivo es que no perdió la dirección, se mantuvo y en más de una ocasión mostro garra para defenderse y atacar.

 

Cesar fue dominado, hagan de cuenta, por el pánico escénico. Nervioso y tartamudear al momento de hablar, lo hizo verse mal, presentarse como un candidato que no sabe manejar la comunicación no verbal. Repitió los ataques sobre el financiamiento ilícito a MORENA y al candidato, pero como bien dicen: son ataques mediáticos, puesto que hasta la fecha, no vemos ni nos enteramos de alguna carpeta de investigación por la autoridad

correspondiente. Quiso presumir logros del actual gobierno, pero resulta que la percepción generalizada no le cree.

 

EL BUFON DE LA POLITICA.

Por más increíble que parezca, Arturo Diez Gutiérrez como candidato de MC, recibió golpes que hasta vergüenza debe darle. Le dijeron “Tarugo” y, lo peor, “mantenido”. Al respecto, para algunos, “se califica como tarugos a los individuos que evidencian poca capacidad de raciocinio o entendimiento y a las personas pequeñas y robustas”. Nunca has trabajado, le dijeron: y no puede presumir que fue Presidente Municipal de Victoria: fue desastrosa, nada que presumir.

 

En fin, sobre los apodos. El de Truko, que Cesar explica que nace de una historieta, la gente y en la misma campaña, le dan una connotación de habilidad para sortear problemas. Truco, hagan de cuenta, como si hicieran trampa para lograr algo u obtener mejores resultados. AVA le aplican el apodo de “tibio”, porque no tiene fama de pendenciero o broncudo, más bien de sereno, tranquilidad, de que no se le calienta la sangre.

 

ES LO QUE HAY.

Escuchar el debate, leer las reflexiones y comentarios en las redes sociales, me hace recordar que Carlos F. Salinas, siempre nos remite a la expresión de un gobernador cuando, precisamente, le cuestionaron sobre la calidad de los candidatos y respondió: “Es lo que hay”. Así de simple: son lo mejor que tienen los partidos que los hicieron su candidato

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here