Respeto a extranjeros y no criminalizar, eje de política migratoria

Los secretarios de Gobernación y de Relaciones Exteriores, Olga Sánchez Cordero y Marcelo Ebrard, respectivamente, presentaron el programa sexenal de migración cuyo eje es no criminalizar a los extranjeros, así como el respeto a sus derechos humanos.

En el acto efectuado en el salón Juárez de la Secretaría de Gobernación, también fueron anunciadas medidas para extender las visas y tarjetas de visitante regional a originarios de Honduras y El Salvador.

El programa presentado al presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 14 de diciembre tiene un nuevo paradigma para los extranjeros –con apoyo en la cooperación internacional– y en favor de los paisanos que vuelven a México.

De igual forma, busca la modernización del Instituto Nacional de Migración (INM) y el fortalecimiento de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Vamos a restructurar el instituto desde sus entrañas mismas para que cambie la visión de no criminalización al migrante y del respeto irrestricto a sus derechos, dijo Sánchez Cordero.

En tanto, el canciller destacó la aprobación, en la asamblea de las Naciones Unidas, del Pacto para una Migración Regular, Ordenada y Segura, documento firmado por 152 países.

Dijo que nuestro país es el primero que anuncia una serie de medidas para que la política migratoria coincida con el pacto internacional de 23 puntos. Eso le da a México un lugar muy especial.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, destacó que se rescatará uno de los principios fundamentales de la política exterior mexicana relativa a la cooperación internacional para el desarrollo integral de la región, con el principio de respeto a la dignidad humana, atención de los problemas de pobreza e inseguridad, así como el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Tenemos diferencias profundas en este tema con el gobierno de Estados Unidos: nosotros vamos a hacer nuestra propia política migratoria fundada en el derecho a la movilidad de las personas para que sea ordenada y segura.

Agregó que los migrantes son sujetos de derecho plenos y el Estado mexicano tiene la responsabilidad de garantizar además la seguridad y la protección de las personas. Agregó que se dejarán atrás las políticas de estigmatización, discriminación y criminalización hacia ellos.

Los ciudadanos de Honduras, El Salvador y Guatemala, principalmente, constituyen el mayor flujo de migración irregular el país. De enero a octubre de este año, 118 mil 266 extranjeros fueron presentados ante el INM; de ellos, 90 por ciento procede de Centroamérica.

Hasta ahora los beneficios de movilidad, como la tarjeta de visitante regional, sólo se da a guatemaltecos y beliceños, quienes pueden internarse en México y andar libremente por Chiapas. El nuevo plan es permitir su tránsito en cinco entidades, incluida Oaxaca y los de la península de Yucatán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here