Vecino atraca cervecería

MANTE.- Dejando en el exterior de su casa unas sillas que lo incriminan así como unas cubre bocinas, un lavacoches presuntamente atracó un establecimiento dedicado a la venta de cerveza llevándose dos bocinas, una televisión y un teclado electrónico de un grupo musical.

Logrando ingresar por la terraza, la cervecería fue saqueada durante la noche de ayer y madrugada de este día.

Para ingresar al establecimiento los ladrones desprendieron una láminas y posteriormente tras cometer el robo utilizaron mobiliario de la misma cervecería para abandonar el lugar con el botín en sus manos.

El botín que obtuvieron el o los ladrones fue un teclado de un grupo musical, así como dos bocinas y una televisión.

El robo a comercio se registró en la cervecería «El Porrón», ubicada en la calle Guillermo Prieto y Othón.

Fue mediante un reporte por parte de la línea de emergencia C-4 donde se dio a conocer el robo a negocio sin violencia.

En relación al reporte proporcionado por C-4, los agentes de la policía Investigadora se constituyeron al lugar referido en el reporte.

Al llegar al establecimiento visitado por los amantes de lo ajeno, se encontraban unidades y elemento de Fuerza Tamaulipas, quienes hicieron entrega del lugar.

En el establecimiento se encontraba el propietario del lugar, quien se identificó como Pedro, a quien se le entrevistó.

Dicha persona manifestó que siendo aproximadamente las 11:00 horas de la mañana, recibe una llamada de la encargada del negocio cervecería «El Porrón» de nombre Margarita para preguntar si él se había llevado las bocinas y una televisión, a lo cual respondió que no.

Dijo que de inmediato se trasladó al negocio, el cual se encuentra a unas cuadras de su domicilio.

Al llegar al lugar notó el faltante de dos bocinas, un bajo eléctrico del equipo musical, informando que el día de ayer el negocio fue cerrado a las 23:00 horas, y el día de hoy se presentó la encargada alrededor de las 9:30 horas a iniciar labores.

Señaló que la empleada al abrir el local comenzó a revisar a los alrededores, notando que unas láminas que delimitan la terraza de la cervecería habían sido removidas, y dos sillas del negocio parte del mobiliario se encontraban en la parte exterior de la casa del vecino.

También observaron las bolsas que cubrían las bocinas, manifestando que como posible sospechoso aparece un vecino, quien se dedica a limpiar vidrios.

El propietario de la cervecería manifestó a los agentes investigadores que el vecino tiene antecedentes de robo desconociendo el nombre de la persona.

Asimismo se entrevistó a la encargada del negocio, identificada como Margarita, manifestando que se presentó a laborar de manera cotidiana alrededor de las 9:30 horas al negocio llamado “El Porrón”, del cual es encargada de desde hace siete meses aproximadamente.

Mencionó que cuando abrió el negocio a las 9:30 horas comenzó a realizar el aseo cotidiano.

Al andar por el lugar notó el faltante de dos bocinas color negro, sin conocer la marca, una televisión de 42 pulgadas color negro, un teclado color negro, dicho teclado es parte de una agrupación musical que asiste por las noches al lugar.

La mujer mencionó que empezó a trapear el lugar, pensando que la televisión se la había llevado su patrón, ya que un día antes manifestó su patrón que iría por ella.

Momentos más tarde, al llegar el dueño del teclado del grupo musical, quien al buscar su teclado se percató que no estaba, por lo cual al no ver la televisión y otras cosas, dio aviso de inmediato a su jefe Pedro, quien se trasladó al lugar para cerciorarse de lo faltante.

Al revisar las partes que colindan con la cervecería notaron que unas láminas estaban removidas en la parte de atrás de las láminas, y notaron sillas del negocio removidas, por lo que deducen que por ahí entraron.

Cabe señalar que hasta el momento no se tienen datos de quién pudo haber sido la persona que entró al lugar.

Se solicitó la presencia de Servicios Periciales para el procesamiento del lugar.

Al realizar inspección por el lugar no se apreciaron cámaras de C-4 y/o cercanas al lugar de los hechos.

En las diversas diligencias llevadas a cabo se hizo constar que a 50 metros de distancia de la cervecería se aprecian cámaras de video vigilancia particulares en un negocio comercial que por el momento se encuentra cerrado, se le comunicó a la auxiliar del Ministerio Público para su conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here