Además del COVID-19, alertan de huracanes peligrosos

Además de la pandemia que azota a México, se suma la previsión de una temporada de huracanes más intensa este año, justo cuando se prevé que ocurra el mayor número de casos.

El aumento de temperatura en el mar Caribe anticipa un incremento en el número de fenómenos fuertes provenientes del Atlántico, al pasar de dos casos en promedio, a cuatro ciclones categorías 3 a 5, de acuerdo con los primeros reportes de la Universidad de Colorado.

De acuerdo a información de El Heraldo de México, la temporada de huracanes comienza, en el Atlántico, el 1 de junio, y en el Pacífico, el día 25. Estas fechas coinciden con las señaladas como probables por la autoridad sanitaria federal para el inicio de la Fase 3 y el pico de contagios en el país.

De acuerdo con los pronósticos del gobierno de México, en este mes se tendrá el mayor número de casos de COVID-19. Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, indicó antes de empezar la Jornada de Sana Distancia, el 23 de marzo, que la epidemia pude extenderse 12 semanas.

Pese a que Yucatán y Quintana Roo no se han visto tan afectados por las tormentas tropicales de los últimos años, Lixión Ávila, especialista del Centro Nacional de Huracanes (NOAA, por sus siglas en inglés) exhortó a la población y a las autoridades a estar preparadas ante la llegada de un fenómeno natural, pues este año se pronostica una actividad intensa.

Aunque pronostiquen un huracán o 10, que se preparen para estos fenómenos”, destacó el especialista.

No obstante, el aumento de 0.95 grados Celsius en 2019, considerado el segundo año más cálido desde 1880, no sólo deja un mayor número de huracanes peligrosos, sino que aumenta la cantidad de tormentas tropicales y ciclones.

La Universidad de Colorado prevé este año 16 tormentas tropicales, entre ellas, ocho huracanes, dos más de los que se acostumbran, aunque en 2019, el NOAA sólo registró cinco fenómenos de ese tipo en el Atlántico, tres de ellos con intensidad superior a categoría 3.

Por su parte, el meteorólogo Juan Montalvo destacó que los ciclones tropicales se nutren de la temperatura del océano y de la masa de aire húmedo sobre él, por lo que las condiciones climáticas, aunado al reciente fenómeno de El Niño, que implica cambios de temperaturas en el agua del Pacífico, anunciaron una temporada muy activa en el Atlántico.

Las temperaturas de la superficie del océano están por encima del promedio para esta época del año, con anomalías positivas de hasta un grado en extensas zonas del Atlántico y rebasan los dos grados en el Golfo de México”, señaló.

También, indicó, las condiciones actuales pueden dar paso a la formación de La Niña, que provoca aumento de la temperatura del mar y favorece mayor formación de los fenómenos tropicales por la disminución del viento cortante, contrario al Niño, que disminuye su formación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here