Frenan a tiempo aumento al precio de la tortilla

Chantal Martínez Díaz

La contención del gobierno federal para evitar el incremento al precio del maíz por parte de Gruma (Maseca), que significaría un aumento al precio de la tortilla en plena emergencia nacional, incluye un ‘Plan B’ por parte de Segalmex (antes Diconsa) mediante la venta en sus tiendas a un costo mínimo de cuatro mil 150 pesos la tonelada.
José Enrique Yañez Pérez, presidente estatal de la Industria de la Masa y la Tortilla, explicó que Maseca a principios de abril Maseca pretendía vender hasta 7 mil 200 pesos la tonelada del maíz, el principal producto de consumo en la dieta de los mexicanos y que aquí tiene un costo de cinco mil 600 pesos por tonelada; es decir, se pretendía incrementar más del 20 por ciento el precio.
Informó que ante tal, los industriales de la masa y la tortilla en la Ciudad de México denunciaron esa situación que incluía además la escasez del producto, lo que originó que el Ejecutivo Federal se reuniera con el dueño de Maseca José González, quien anunció el compromiso de no incrementar sus precios.
De tal forma que, al menos por ahora, el costo de la tortilla que se comercializa aquí entre 17 y 19 pesos no tiene por qué subirse.
Explicó que sí existe un riesgo de que aumente el costo del producto, pero tendría que generarse una gran crisis a nivel internacional y presiones por parte de los países para que se aumenten los costos del maíz. No obstante, adelantó que el Gobierno Federal tiene un programa específico a través de Segalmex.
Esperan que este miércoles el Programa de Apoyo a la Soberanía Alimentaria de Maíz operado por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), organismo sectorizado en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, dé a conocer las medidas.
En tanto, el pasado 28 de marzo, se anunció que el Segalmex busca incentivar el ingreso de los medianos productores comerciales de maíz blanco y amarillo, que sean dueños de hasta 50 hectáreas de riego o temporal, a quienes dará la certeza de obtener un precio mínimo de 4 mil 150 pesos por tonelada.
El director del programa Precios de Garantía, Miguel Carrillo, explicó que Segalmex no comprará el grano “lo que haremos es ofrecer la seguridad de que ellos obtengan un precio mínimo de 4 mil 150 pesos por tonelada, es decir, si el mercado les paga un precio inferior al que nosotros hemos propuesto, entonces el Gobierno les paga la diferencia”.
El objetivo del programa de apoyo a medianos productores es incentivar su ingreso para contribuir a mejorar su nivel de vida y aumentar la producción agropecuaria con el propósito de alentar la autosuficiencia alimentaria reduciendo las importaciones.
Dicha medida, según informaron, se iniciará justamente con los productores sociales de Tamaulipas, Sinaloa y Sonora, así como de una zona de Chihuahua, quienes producen gran parte del grano que se cosecha en México y, además, de calidad mundial.
Yañez recordó que en el sexenio de Felipe Calderón hubo un momento en que se escaseó el maíz y hasta se anunció que se iría en contra de los acaparadores; no obstante, el otrora presidente desistió (dijo) al enterarse que se trataba del propio grupo Gruma (Maseca), quienes son los ‘todopoderosos’ en la industrialización y comercialización del producto.
En sí, mencionó que en plena crisis sanitaria por la pandemia Covid-19, Maseca quiso generar desestabilización, desabasto y un aumento en el producto. “Lo bueno fue que se frenó”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here