Roces en la alturas

0
12

HUMO BLANCO-JUNIO-22-20

Por Clemente Castro González

Es adecuado que el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), LORENZO Cí“RDOVA VIANELLO, subraye que la pandemia que se padece no debe ser pretexto para vulnerar nuestra   democracia ni tampoco mermar a los organismos constitucionales autónomos.

Lo anterior lo manejó el funcionario a través de redes sociales y es citado por medios nacionales.

En efecto, serí­a grave que el INE estuviera supeditado a  lí­neas polí­ticas que se trazaran en cada sexenio porque dejarí­a de ser un ente confiable en el manejo de los procesos electorales.

De ahí­ la necesidad de que deba afianzarse la autonomí­a del Instituto y que éste pueda ser cada vez más ciudadano.

Vale recordar que hablamos de un organismo que, en su momento, se integró mediante cuotas de poder, en tanto que los partidos mayoritarios se repartí­an el numero de consejeros, mediante negociaciones en lo “oscurito”.

Se ejercí­a una especie de padrinazgo partidista, lo que no implica, de ninguna manera, que los miembros del INE carezcan de experiencia y conocimientos para cumplir con la misión encomendada.

A lo mejor esa era la forma más adecuada para el funcionamiento del sistema electoral aunque no deja de abrir la posibilidad de que puedan darse sesgos a la hora de la toma de determinaciones.

Incluso, en el pasado reciente, el fantasma del fraude electoral todaví­a era un tema recurrente.

Se pensaba que el árbitro electoral se hacia de la vista gorda cuando grupos de interés operaban para incidir en los resultados de los comicios mediante una serie de acciones ilegales que iban desde la compra del voto hasta maniobras en el sistema de información rápida a fin de revertir beneficiar a determinados candidatos y perjudicar a otros.

Esto, se supone, es cosa del pasado y esperemos que no vuelvan a darse talesprácticas que atentan contra la voluntad popular.

Por ese motivo, el INE y los organismos locales electorales deben fortalecerse, sobre la base de que en realidad sean ciudadanizados y que no se formen aparatos burocráticos en los que sus miembros se convierten en unaespecie de elite, la cual se reparte abultados sueldos y gastan a manos llenas.

Es decir, si fuera el caso, no es  correcto que trate de restársele autonomí­a al INE pero tampoco es adecuado que se gaste a manos llenas el erario público escudándose en que cualquier cantidad es insuficiente cuando se invierte en la promoción y consolidación de la democracia.

Sin lugar a dudas que, en los dí­as y  meses por venir los roces entre las fuerzas polí­ticasserán cada vez más intensos y en eso no estará al margen el Instituto.

Esperemos que sea en calidad de árbitro y no de parte interesada.

RULETA

Increí­ble pero cierto que en un paí­s como  los Estados Unidos de Norteamérica se hable de la posibilidad de fraude en las elecciones que se llevarán a cabo el próximo mes de noviembre para elegir a presidente de esa nación.

Y es el propio mandatario que quiere reelegirse , DONALD TRUMP, el que considera que la votación por correo no es segura ya quepude suceder que se abran los sobres y se vulnere la voluntad de los electores.

Por supuesto que el presidente sugiere que ello serí­a a favor de su contrincante, el aspirante Demócrata, JOE BIDEN.

En concreto TRUMP ha externado que la “votación por corro llevará a fraudes y abusos masivos. También llevará al final de nuestra gran fiesta republicana”.

Cabe señalar que en el sistema electoral norteamericano se opera éste tipo de modalidad de votación y es ampliamente utilizada por las soldados que se encuentran en otras nacionales y regiones rurales del propio paí­s, en donde los electores no tienen cerca los lugares en los que se vota.

Entre los temores que privan es que desde el exterior pueda meterse mano para realizar fraude mediante la falsificación de papeletas.

Sobre el tema no faltan los que opinan que, en realidad, TRUMP estarí­a desacreditando el sistema electoral de su paí­s ante la inminente derrota que podrí­a sufrir el los comicios dadas sus erráticas decisiones y la caí­da en las preferencias electorales de sus compatriotasque, en su mayorí­a, le perdieron la confianza al magante y polí­tico, entre cuyas banderas se encuentra estar en contra de la migración.

Por ello  lo de construcción de un muro en la frontera con México y las constantes deportaciones que se han dado durante su administración.

De cualquier manera el prospecto a la reelección cuenta con el respaldo de sectores reaccionarios del vecino paí­s, entre los que se ubican a los racistas.

AL CIERRE

La baja que causó FERNANDO CAMPOSMARTíNEZ de la dirección del Instituto Tamaulipeco para la Capacitación y el Empleo (ITACE), le restan posibilidades de aspirar a la presidencia municipal de Victoria.

Porque prácticamente dejó de ser una alternativa para la jefatura polí­tica en cuanto al aspecto polí­tico.

Solo eso explica el que, de buenas a primeras, el capitalino se despidiera del cargo que ostentaba.

El antecedente es que el ahora ex director, cada que podí­a jalaba los  reflectores a fin de que no lo descartaran para candidato en los comicios del 2021.

Pero así­ son éste tipo de cosas cuando se hacen malos cálculos y se actúa al margen de la lí­nea trazada.

Es aleccionador eso de que “en polí­tica solo se comete un error y lo demás son consecuencias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here