Purga en Salud

0
23

HUMO BLANCO

Por Clemente Castro González.

En la Secretaría de Salud, GLORIA MOLINA GAMBOA y el Subsecretario de Finanzas y Administración, ENRIQUE NADER NEMER, entre otros “jefazos”, persisten en su empeño de darse a odiar por los trabajadores de la dependencia, debido a las acciones de represión laboral que implementan.

Hacemos el apunte porque los empleados que no se alinean con las directrices políticas implementadas por ellos pasan a integrar la “lista negra” y terminan sufriendo las consecuencias.

Se sabe que los jerarcas de Salud tienen la encomienda de ejercer un control estricto sobre su personal para obligarlos a que participen en la promoción partidista, a favor del PAN, cuando así lo requieren durante contiendas electorales.

Aquellos que se doblegan reciben su respectivos premios en días libres, permisos, horarios a modo, compensaciones y hasta dádivas salidas del erario público.

Por el contrario, aquellos que se resisten a jalar con los altos mandos tienen que atenerse a las consecuencias, como se esta dado ahora en las jurisdicciones.

Trascendió que en la Jurisdicción 1 con base en Victoria, se dieron despidos de médicos debido a que cometieron el “delito” de asistir al festejo del “Día del Médico” que organizó, en su momento, el Alcalde capitalino, EDUARDO GATTÁS BAÉZ.

Y a los que no pudieron correr debido a que tienen plazas federales los regresan a los lugares en los que iniciaron a laborar.

Pero no solo a los médicos les metieron tijera sino también a empelados administrativos que no cumplieron con las cuotas de promovidos para la campaña anterior o se negaron a realizar actos proselitistas.

Mayor saña se tiene con los que simpatizan o militan en partidos contrario a Acción Nacional, principalmente de Morena.

Cabe señalar que el “ajuste” a los empleados se da en varias jurisdicciones, verbigracia en Reynosa, en donde se habla de decenas de reubicados y corridos.

Se sabe que en la Sección 51 del Sindicato de Salud recaban datos y, una vez que los tengan conjuntados, procederán legalmente en los casos de su competencia.

Nos enteramos que los despedidos, que recibían sueldo del estado, ya preparan demandas laborales a fin de que los reintegren a sus centros de trabajo.

Quiere decir que si no se resuelve el litigio de manera pronta, los funcionarios de Salud dejarán cuentas pendientes a los que seguramente los relevarán, a principios de octubre del presente año.

Mal punto. Así vivieron: iniciaron el sexenio con despidos y cierran de la misma forma.

Cambiamos de escenario para comentarles que continúan los desencuentros en el Congreso local debido a que los patrones de los diputados panistas no quieren sentarse a dialogar y llegar a acuerdos, con la mayoría de los integrantes de la Legislatura que defienden el proyecto de Morena.

El propio titular de la General de Gobierno, GERARDO PEÑA FLORES, en lugar de abrir espacios “aflojar” la situación que priva, acaba de arremeter en contra de los legisladores que lidera el presidente de la Junta de Coordinación Política, ARMANDO ZERTUCHE ZUANI.

Asegura PEÑA FLORES que los diputados actúan de manera irresponsable ya que, a su juicio, estuvieron a punto de afectar la operatividad presupuestal del estado en materia de seguridad.

En contraparte, ZERTUCHE ZUANI, sostiene que el funcionario desconoce el papel en el desempeño de su puesto e igual la tarea de los legisladores.

Dado lo que ocurre, lo mejor para los ciudadanos es que el Ejecutivo de sus lugar al Congreso y se sitúe por encima de colores para dejar la confrontación y dar salida a los problemas que se enfrentan.

Es evidente que lo pasa en el Congreso no es cosa menor, por ejemplo el abandono de la bancada panista de la sesión de ayer para evitar que se presentaran reformas a la Organización y Funcionamiento Interno del Congreso.

El punto central es establecer reglas precisas para que el o la presidenta en turno no se extralimite en su actuación, similar a lo que se ha dado con la diputada IMELDA SAN MIGUEL.

De no privar la cordura se ahondará la crisis y ello traerá consecuencias, con cargo y costo a los ciudadanos.

¿A quién le asiste la razón y el derecho? ¿Cuál de las posturas es la justa ? ¿Actúa el Gobierno estatal y la mayoría del Congreso a favor de los ciudadanos o solo para favorecer a los partidos que representan? Se vale escuchar respuestas.

Se supone que el Ejecutivo debería mostrar sus buenos oficios que, dicho sea de paso, no se ven. En cambio privan actitudes irreductible y de confrontación que limita el entendimiento.

Parece que lo peor esta por venir…Estamos en proceso electoral.

AL CIERRE

Es necesario que, desde ya, se aclare lo de la relación que establecieron los hermanos CARMONA con políticos y funcionarios de Tamaulipas.

Por el lado de Morena, tendrá que hacerlo, en principio, el diputado federal, ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO.

Además, desde el Gobierno de la entidad tendrá que explicarse los contratos millonarios que se les dieron a las empresas de los aludidos. Un medio nacional asegura que recibieron al menos 350 millones de pesos.

El tiempo corre..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here