El doctor Américo y sus promesas

0
12

Expediente

Azahel Jaramillo H.

 

 

En Ciudad Victoria, en el corazón de la colonia “Américo Villarreal Guerra”, en un momento del arranque de campaña del Dr. Américo Villarreal Anaya, un vecino de la emblemática colonia, el señor Alejandro Torres le expresó al candidato de Morena: “Nos embarcamos con usted los próximos dos meses. Hoy tenemos una nueva oportunidad de contar con un Gobernador que estará con nosotros, con usted volvemos a tener la esperanza de un futuro mejor”.

Ahí, recordando el trabajo que como Gobernador su padre hizo por el engrandecimiento de Tamaulipas, el Dr. Américo en su turno al micrófono expresó a la multitud que se congregó para verlo y escucharlo:

“Hablemos del cambio que viene, del anhelo que tiene el pueblo de Tamaulipas de vivir en paz y trabajar. Hablemos de cómo juntos vamos a hacer de Tamaulipas un mejor lugar para vivir”.

El Dr. Américo hace una pausa, y agrega: “Hoy, justamente este 3 de abril, es el cumpleaños de mi padre… aquí, ante su recuerdo y eterna presencia… desde la ciudad en la que nacimos, me comprometo a seguir su ejemplo, a cumplir siempre con mi palabra; a ser invariablemente respetuoso de los demás; y gobernar Tamaulipas con entrega y el mismo amor que sintió por ésta su tierra”.

 

Banderines del partido Morena y del Partido del Trabajo ondean en el lugar. Agrega el doctor Américo Villarreal: “Ha  llegado la hora de lograr un gobierno enfocado en el pueblo, eficaz en el gasto, preocupado por la gente y concentrado en ampliar las oportunidades de todas y todos”.

“Con nosotros—asegura el cardiólogo– vienen servicios públicos dignos para un Estado que debe ser vanguardia del desarrollo”.

Se pone muy serio y añade: “Sin alardes ni desplantes vamos a superar el desastre ocasionado en estos seis años de mentiras y corrupción. Ustedes conocen a los responsables y los vicios que han impedido el desarrollo de Tamaulipas. Ellos merecen lo que ya están recibiendo: rechazo y olvido. Ellos son ya el pasado».

Y Américo promete: “Con nosotros vienen servicios públicos dignos, un trabajo con honestidad, recursos públicos bien invertidos, rendición de cuentas al pueblo y toda nuestra experiencia y ánimo para transformar a Tamaulipas. Juntos vamos a hacer de Tamaulipas un mejor lugar para vivir”

Y Américo, sin mencionarlo, habla del Gobernador nacido en Reynosa: “A la burocracia: nada de amenazas, ni castigos salariales, me comprometo a rescatar la dignidad del servidor público y a recuperar las prestaciones que les han quitado. Juntos con ustedes seré el Gobernador de la Transformación”.

Y Américo habla de la relación que tendrá con los medios de comunicación en el caso de verse favorecido con la victoria electoral: “¡Soy y seré respetuoso de la prensa y de los periodistas responsables, profesionales, que hacen periodismo que fortalecen la verdad y la libertad!”.

Y hace Américo su diagnóstico, sin concesiones: “Tamaulipas, por mucho, ha sido calificada por los organismos internacionales de los Derechos Humanos, como una zona silenciada, donde sucede todo y no se dice nada. Es tiempo que todos, desde nuestras posiciones y acciones, transparentemos la vida pública del Estado”.

Y Américo habla de los maestros—un sector bien golpeado por el Gobierno de los Vientos del Cambio. Y promete: “Vamos a respetar a los trabajadores de la educación, sus ingresos, sus prestaciones, sus condiciones de trabajo y su digna jubilación, serán parte importante en mi programa de Gobierno”.

Y Américo, hace una pausa, para referirse a los hombres y las mujeres del campo tamaulipeco. Y promete: “Revalorar el trabajo del campo, otorgándole el valor agregado a nuestros productos primarios. El campo contará con nuestro apoyo”.

Y Américo anuncia: “Vamos a hacer un ordenamiento territorial, disminuir los riesgos y fortalecer la planeación urbana. Nuestro objetivo no es construir casas en Tamaulipas, sino favorecer el desarrollo de los hogares”.

Y Américo se gana un largo aplauso al decir: “En Ciudad Victoria la segunda fase del acueducto Guadalupe Victoria, ¡Va!»,

Y Américo pide, convoca, explica, extiende su mano. Y dice: “Todos somos activistas del cambio. Todos somos los voceros de la esperanza…te pido tú voto, porque tú y yo el 5 de junio vamos a ganar, porque tú y yo juntos hacemos historia, porque tú y yo vamos a transformar a Tamaulipas”.

Américo es un tamaulipeco casado, padre de familia y abuelo. Tamaulipeco, que por cierto cumplirá 64 años el próximo lunes 23 de mayo, casi en los últimos días de su campaña por la Gubernatura.

El doctor Américo busca ganar en la jornada del domingo 5 de junio, por varias razones. Y una de ellas es para que su padre, el “Gobernador Caballero”, ingeniero Américo Villarreal Guerra, desde donde se encuentre, se sienta orgulloso de él. (NOS VEMOS).

??

??Azahel Jaramillo Hernandez

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here